viernes, septiembre 08, 2006

Pesadilla

Una niña de diez años va al colegio. Entonces la coge un extraño, un desconocido, y la encierra en un sótano. La niña tiene miedo, un miedo atroz, y grita y llora, desesperada... En la gran mayoría de los casos, llegados a este punto, se enciende la luz del dormitorio y entra mamá o papá para tranquilizar a la niña y decirle que todo ha sido una pesadilla, que no pasa nada.

Sin embargo, en el caso de Natascha Kampusch la pesadilla no termina. Se prolonga uno y otro día. No vuelve a ver a sus padres, ni a sus hermanos, primos, tíos, amigos del colegio, no vuelve a ver su casa, ni su cuarto, ni sus juguetes. Uno y otro día. Uno y otro mes. Ocho años.

La vimos ayer en televisión.

Dijo que sus padres y hermanos la abrazaron al verla, rieron y lloraron y gritaron, pero ella no sabía qué hacer. Sin duda ha aprendido a disimular sus emociones, a contenerlas, pues sólo de ese modo ha podido ahogar el miedo, la soledad, la impotencia y la tristeza.

Tan entera que podría llegar a pensarse que se trata de una impostora, la artífice de un plan maquiavélico planeado al milímetro, pero las pruebas de ADN han confirmado su identidad.
Los expertos dicen que se ha inventado una personalidad fuerte y fría que le permita superar todo lo que ha vivido y todo lo que le queda por vivir. Sin duda, ha tenido que ir construyendo a esa mujer capaz de superar el miedo que las amenazas de su captor le causaban, capaz de emprender una huida que conduciría a aquel hombre a la muerte. Ella, en cierto modo, siente que lo ha matado.

Ha estado encerrada la etapa en la que se forma la personalidad, ha pasado su adolescencia en un sótano, sometida a la voluntad de un hombre que la amenazaba con matar a todo aquel que hablase con ella. Ahora tiene que aprender a socializarse, a convivir con los demás, a expresar emociones.

Viendo a Natascha, mirando sus ojos sensibles a la luz, uno siente un estremecimiento, consciente de estar ante una joven que ha vivido ocho años dentro de una pesadilla terrible.

15 comentarios:

Alicia Liddell dijo...

En mi opinión es un tema peliagudo. Es casi imposible en este momento valorar su personalidad. ¿Cómo ha podido madurar sin referencias? ¿Cómo ha podido construir una personalidad aparentemente férrea, casi gélida?

Sí, es un tema de estudio. Pero quizás habría que dejarla en paz.

Ha perdido su infancia y su adolescencia y existe el peligro de que se convierta en un fenómeno circense.

Todo está por pasar.

mart dijo...

Mi primera impresión,como imagino que le habrá ocurrido a la mayoría,es de asombro ante la aparente serenidad y el control de la situación,al menos durante la entrevista,que muestra Natascha.
Psicólogos,psiquiatras y otros expertos también asisten con cierta perplejidad al comportamiento que exhibe Natascha ante la audiencia en los medios de comunicación,actitud que parece desafiar las leyes de la psicología,los expertos sin embargo, se muestran cautos a la hora de establecer conclusiones más contundentes,sin duda los próximos meses,tal vez años,mostrarán el efecto real,de una situación tan extrema,tan inhumana...por tanto habrá que esperar para saber el alcance verdadero de esta tremenda historia.

Magda dijo...

Pobre chica, necesitará otros ocho años, o más, para superar semejante trauma. Pero hay algo maravilloso, logró ser rescatada. Hay quienes jamás lo son, horripilante.

Alvy Singer dijo...

Ghost story live in TV. Y así va el mundo. Iba a hablar de la joven Kampusch que tiene la msima edad que yo. Cuento con este post mr. Sanfeliu.

OjO x OjO dijo...

Todo en el caso es digno de analizar, su maduración lenta y sin referencias como decís, o su comportamiento mediático, pero mi instinto me dice que debemos dar la espalda a dicho fenómeno mediático que va a ser, por el bien de esa chica. Un pacto de silencio. En el fondo sería lo que deseariamos todos, lo mejor para ella y su familia después de tanto sufrimiento.
Por cierto Sanfeliu, el canal del TDT donde están los canales catalanes (entre ellos el 300) es el CH 37. En Valencia se emite desde hace poco (mes y algo) pues han reestructurado sus frecuencias. Yo creo que si escaneas automático ahora, te los encontrará.

pies diminutos dijo...

El caso de esta chica ha sido tan siniestro que parece salido del mundo de la literatura... la realidad siempre, siempre supera la ficción!

Alexandrós dijo...

Por haber estado fuera tardé unos días en leerte. Ahora lo he hecho todo seguido y en el instante, "Pesadilla" y "Un hombre en busca de sentido" se unieron en una sola entrada que parece hablar de experiencias extremas parecidas.
Un saludo

M dijo...

Esa chica, en su persona, encarna algo así como la situación de estar frente a una puerta robusta y, al mirar por la cerradura, ponerse a temblar violentamente. No me quiero imaginar el huracán que tiene dentro.

Francisco Ortiz dijo...

Pues muy terrible es también que ha tenido que salir en la televisión obligada. Le aconsejaron que lo hiciera, que mostrara su rostro, porque si no los paparazzis no la dejarían vivir en paz hasta fotografiarla. Vaya mundo en que nos ha tocado vivir. Pederastas y mirones. Hay que joderse.

Miguel Sanfeliu dijo...

Alicia, tienes razón, es un tema de estudio y habría que dejarla en paz, pero mucho me temo que una cosa y otra son incompatibles, al menos ahora. A no ser, claro, que ocurra algún cataclismo que desvíe la mirada mediática. Entonces sí, como si la niña no hubiera existido. Todos la olvidarán.

Mart, el efecto de ese drama tiene que salir, sin duda. Por el momento, ella parece llevar una coraza.

Magda, dices que hay quienes no son rescatados y me viene muy bien ese comentario para introducir otros temas a raíz de este, como los niños esclavos, los niños explotados sexualmente, los niños vendidos a extraños y apartados de sus familias, las niñas casadas a la fuerza con hombres mayores, los niños que mendigan por las calles, etc. etc. Dramas que ocurren todos los días y que nos pillan tan lejos que nos olvidamos de ellos.

Alvy, cada vez que comentas tu edad despiertas mi perplejidad. La madurez de tus ideas y comentarios parecen corresponder a alguien más mayor. Eres un genio. Y, como tal, puedes contar con este post... y con lo que usted guste, oiga.

Ojo-Ojo, no habrá pactos de silencio. Hay que dar carne a la audiencia mientras ésta aguante, nos guste o no. Así es este mundo.
Respecto a los canales, no los puedo sintonizar, será un problema de la antena comunitaria. Gracias por la información de todas formas.

Piesdiminutos, de hecho dijeron en algún programa que el caso parecía sacado de la novela de John Fowles, "El coleccionista", que fue adaptada al cine con el mismo titulo.

Alexandrós, no me había percatado de la relación entre este post y el anterior, pero ahora que lo dices sí que tienen puntos en común.

m, la imagen que describes podría ser el inicio de un buen relato. Si lo escribes, me encantaría leerlo.

Francisco, sí que es indignante. No sabía que había salido obligada con la intención de alejar a los paparazzis. Si esto ha sido así, me temo que la han engañado. Nada puede alejar a un paparazzi mientras pueda sacar dinero por sus fotografías. Querrán verla con sus padres, querrán verla paseando por la ciudad, o en coche, o haciendo el pino... En fin.

Un saludo a todos.

Alvy Singer dijo...

Gracias hombre! A mi si que me sorprende (gratamente) ah ¿como lo hizo para instalar el traductor? Llevo días descifrándolo....

PD: Gracias de nuevo.

anilibis dijo...

Esta historia también me ha fascinado y horrorizado a la vez. ¿Viste la película "El Coleccionista"? Al parecer el secuestrador / verdugo se inspiró en ella.

Tremenda lucha de fuerzas; estoy muy impresionada por la muchacha. Espero por su bien que consiga canalizar todo esto para que el resto de su vida compense esos ocho años de cautiverio.

Eso sí, no se librará nunca de los fantasmas.

Clarice Baricco dijo...

Pronto tendremos la película o libro acerca de ella.

...y me detengo ante las pesadillas internas de cada ser humnano, los secuestros internos.

Miguel Sanfeliu dijo...

Alvy, te contesto en tu correo.

Anilibis, sí que vi la película y leí la novela. John Fowles es un autor muy interesante.
Está claro que no tiene nada fácil recuperar una vida normal. Ha crecido en una situación de constante alerta, de miedo, de sometimiento.

Clarice, la verdad es que la sociedad en que vivimos lo mercantiliza todo. Da un poco de asco.

Saludos.

Rosa Silverio dijo...

Qué pesadilla la de esa joven. Coincido con Alicia en que hay que dejarla en paz y no convertir su historia en un espectáculo.

Cuando vive sometido a situaciones de peligro, de terror, o de tristeza por mucho tiempo, se construye una personalidad que es como una especie de caparazón que te permite vivir y sobrellevar tu tragedia. Es eso o morir.

Ella es una sobreviviente y lo mejor que podemos hacer es dejarla tranquila, quizás logre ser verdaderamente feliz.