martes, junio 19, 2018

Javier Sarti - Extrañas geometrías



Extrañas geometrías es un libro compuesto por doce relatos en los que los protagonistas se enfrentan a una realidad que, de repente, se presenta como algo extraño e incomprensible, algo que encierra un significado oculto que apenas son capaces de vislumbrar. De este modo, nos habla de las relaciones personales, los conflictos de pareja, la desconfianza, los celos, el sentimiento de culpa, las rutinas quebradas o el secreto mundo del escritor.
Historias cotidianas, protagonizadas por personajes poco relevantes, más bien grises. Un hombre se encuentra ante el enigma de una gota de agua que le cae encima siempre a la misma hora y en el mismo sitio y, sin embargo, sin ninguna causa aparente, lo cual llega a obsesionarle. El caso de una mujer que descubre extraños mensajes en el móvil de su marido, una compañía telefónica que parece mostrarse especialmente cariñosa, se convierte en una historia de destinos cruzados y malentendidos que se complica cada vez más. La historia de los tiempos nuevos que sustituyen a los viejos pero que, casi con toda seguridad, se enfrentarán a las mismas dudas, a las mismas cuestiones, que parece plantear un inofensivo test. Los divertidos y absurdos mensajes que aparecen en el contestador de una pareja que, poco a poco, irá intuyendo que encierran una tragedia. La confesión de una mujer desde su celda. El grupo de turistas que se encuentran con una excesivamente generosa anciana. La mujer que encuentra a su marido muerto y se enfrenta a un vacío que irá cambiando su mundo al realizar un inesperado descubrimiento. El trabajo de transcribir un libro que trata sobre una materia incomprensible se convierte en la clave de la supervivencia de una pareja. La historia de un escritor que se enfrenta a su propia vanidad al dedicar un libro en un supermercado se convierte en uno de los cuentos más divertidos y a la vez más patéticos del libro. El destructivo sentimiento de culpa que va desmoronando a un hombre. El hombre que escribe relatos sólo para una persona, relatos muy especiales. Y, por último, casi como un poema, el cuento que plantea los dilemas a los que se enfrenta un escritor al intentar narrar una historia.
Un libro de escritura vertiginosa que tiene la capacidad de captar la atención del lector de un modo directo y enigmático. Tal vez suene a tópico decir que se trata de un libro adictivo, pero creo que es el término que mejor lo define. El mundo de Javier Sarti , que es el nuestro, se presenta como un lugar misterioso y, en muchos aspectos, insatisfactorio. Y todo el mundo sabe que es del sentimiento de insatisfacción de donde nace la buena literatura.
Recomiendo la lectura de este libro que incomoda y cuestiona lo que consideramos como cierto e inamovible, que nos hace pensar que las cosas no siempre son lo que parecen y que, tras cada uno de los cuentos, consigue dejarnos un poco noqueados y pensativos.
Javier Sarti es autor de cuatro novelas publicadas en editoriales tan conocidas como Alianza o Espasa, y ganador de varios premios, entre ellos el Premio de Novela Ateneo-Ciudad de Valladolid en 2010 con Piranesi construido. La aparición de su libro de relatos Extrañas geometrías me ha dado la oportunidad de adentrarme en el universo de un autor que me ha sorprendido en muchos aspectos.

domingo, junio 10, 2018

Feria del Libro de Madrid 2018

Un año más comparto en este blog imágenes de la Feria del Libro de Madrid. Esta edición se ha resentido por los días de lluvia, pero la gente ha seguido visitándola a pesar de que todos los fines de semana nos ponían en alerta por el mal tiempo, lo que tal vez haya desanimado a más de uno a acercarse. Gran error.

Las nubes no consiguieron evitar que el último sábado apenas se pudiera caminar por la Feria.

Os dejo las fotos de algunos de los autores que estuvieron firmando.

Marian Torrejón firmaba su novela "Brillo de asfalto" (ediciones Fórcola)

Mircea Cărtărescu, firmaba "Solenoide" y el resto de su obra.

Agustín Fernández Mallo, ganador del último Premio Biblioteca Breve de la editorial Seix Barral.

Fernando Aramburu

Antonio Orejudo

Marta Sanz

Juan José Millás

Care Santos

Carlos Frontera, firmando su libro de relatos "Andar sin ruido" (editorial Páginas de Espuma)

Ioana Gruia, escritora rumana afincada en Granada, ganadora del Premio Tiflos en 2016.

Ignacio Martínez de Pisón

Ana Blandiana

Andrés Amorós

Toni Hill

Anabel Botella

Rosa Montero

Andrés Trapiello

Fernando Savater

Javier Lostalé

Luis García Montero

Lorenzo Silva y Patricio Pron

Manuel Vilas

Javier Marías

Juan Eslava Galán

Boris Izaguirre

César Brandon, convertido en fenómeno de masas tras haber ganado la última edición del programa "Got Talent España"

Leticia Dolera

Martina, una autora con tantos seguidores que incluso colgó un cartel avisando que sólo firmaría 200 ejemplares.

Mónica Ojeda, firmando su novela "Mandíbula" (editorial Candaya)

Leonardo Padura

Llucia Ramis

Santiago Posteguillo

Federico Jiménez Losantos

José Luis Garci y Luis Alberto de Cuenca

Inmaculada de la Fuente, Nuria Capdevila y Recaredo Veredas en la caseta de la editorial Sílex/Tres Hermanas/Silonia (junto con Ana y Cristina).

En esa caseta tuve el placer de firmar ejemplares de "Cierta distancia" junto a Javier Morales, autor de "El día que dejé de comer animales" (en la foto con Cristina Pineda, de la editorial). La foto nos la hizo Marina Sanmartín.

También me encontré con escritores durante el paseo. Aquí con Jesús Marchamalo y la extraña coincidencia de llevar exactamente el mismo modelo de mochila.

David Roas.

José Luis Rodríguez (el selfie lo hizo él mismo con su teléfono)

Maite Núñez y Marian Torrejón

Sergi Bellver

El escritor Luis Quiñones

miércoles, junio 06, 2018

"Cierta distancia" en la Feria del Libro de Madrid


Este fin de semana volveré a la Feria del Libro de Madrid. El sábado, 9 de junio, de 18:00 a 20:00 horas, en la caseta de Sílex, la 334.
Es la primera vez que voy dos días a firmar a la Feria, así que ya veremos.

En "Cierta distancia" hablo de mi otra vida, la interior, la que estuvo oculta. Hablo de lo que significa para mí escribir y leer. Hablo de cómo cualquier detalle puede ser el detonante de una historia, hablo de autores a los que lo único que les importó en la vida fue escribir, de muchos que publicaron tarde, de quien se suicidó sintiendo que había fracasado, de manuales de escritura, de cuadernos de notas, de libros póstumos, de promociones y de cómo los escritores suelen tener la cabeza siempre en otra parte.
Los libros terminan encontrando sus lectores y yo estoy más que agradecido y contento por el recorrido que está teniendo "Cierta distancia". Muchos me habéis hecho llegar vuestras opiniones o las habéis publicado en la red o en blogs, así que gracias.



Por el momento, mi botín de la Feria es el siguiente.


Los libros de Antonio Orejudo y de Mircea Cărtărescu los tengo firmados por sus autores. Conseguí también libros publicados en hispanoamérica, como los dos de Frank Báez y otros que creo que resulta difícil encontrar en nuestras librerías.

En una próxima entrada pondré las fotos de mi paseo por la Feria.

domingo, mayo 13, 2018

12 años, 5 libros, 399 cuestionarios


El 13 de mayo de 2006 inicié mi blog "Cierta distancia", tímidamente, incluso usando un pseudónimo. Apenas había publicado algún cuento en libros colectivos, así que me presenté como "escritor casi anónimo". Fue una aventura muy emocionante. Cada vez que publicaba un texto, un relato, me entraba una angustiosa sensación de vértigo. Esperaba ansioso la reacción de los lectores. Muchos de los que se acercaron a ese blog siguen estando en contacto conmigo, ahora en las redes sociales. Y, por fortuna, a muchos de ellos los he podido conocer personalmente.
Han pasado 12 años y parece una eternidad.
Tal vez lo sea.
Los blogs parecen haber quedado desfasados, pero aquí sigo, doce años después. Me embarqué en un proyecto de entrevistas a otros escritores. Siempre las mismas siete preguntas, las más frecuentes. Mi objetivo era llegar a las cien entrevistas y ya llevo trescientas noventa y nueve (contando la que le hice al personaje ficticio Roberto Ponce, protagonista de mi novela Parece que cicatriza). Y no doy el proyecto por cerrado. Seguiré invitando a escritores a contestar mi cuestionario y, si acceden, seguiré publicándolas.
Y, en este tiempo, dejé de ser escritor casi inédito para pasar a tener cinco libros publicados: tres libros de relatos, una novela y un ensayo sobre la necesidad de escribir, un ensayo que le debe mucho a este blog.
Me resulta curioso comprobar que este último libro, Cierta distancia. Manual de supervivencia para amantes de la literatura, que creo que puede interesar a todos aquellos que se apasionan por los libros y la escritura, es sobre el que menos reseñas en prensa se han publicado. Sin embargo, es también el que más recomendaciones y opiniones elogiosas ha tenido en Facebook. Y compruebo que resultan más eficaces que las clásicas críticas impresas. Quisiera dar las gracias a todos esos lectores que lo han recomendado y lo siguen recomendando.
Dentro de pocos días estaré en la Feria de Madrid, en la caseta de la editorial Sílex. El día 9 de junio por la tarde, sábado, espero que con buen tiempo y que podáis acercaros a saludarme.
El blog cumple 12 años y la aventura continúa.


jueves, mayo 03, 2018

Eduardo Verdú - Cuestionario básico


1.- ¿Por qué escribes?

Desde los primeros libros que leí deseé estar al otro lado de las páginas. No me conformaba con ser el receptor de las historias, siempre sentí la voluntad de ser el narrador. Supongo que en esta pulsión hay algo de egolatría y temeridad,  de creatividad y exhibicionismo.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

Prefiero escribir por las mañanas tras darle a mi perra una chuchería para que no me moleste mientras arranco.

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

Me interesa narrar la lucha interior de los seres humanos, el duelo de personalidades que llevamos dentro. También me fascina contar cómo la vida nos va convirtiendo en diferentes personas. Y muchas veces, para encontrar grandes dramas interiores, basta con leer los periódicos, como me pasó en mi última novela. 

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

Ser legible pero no obvio, huir de las frases hechas, no perder la fe en el proyecto literario, escribir siempre sobre lo que me interesa, ser honesto conmigo mismo pero sin perder de vista al lector.

5.- ¿Eres de los que se deja llevar por la historia o de los que lo tienen todo planificado desde el principio?

He probado ambas técnicas en la elaboración de novelas. Me he dado cuenta de que me funciona mejor tener un esquema previo, saber hacia dónde voy y por dónde. Luego la escritura va dibujando el camino.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?

Normalmente prefiero descubrir escritores nuevos antes de ahondar exhaustivamente en la obra de los que me gustan. Quizá quienes marcaron más mi escritura hayan sido Raymond Carver, Bukowski, Julio Cortázar, Richard Ford, Bret Easton Ellis o Julian Barnes

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.

Mi último libro es una novela titulada Todo lo que ganamos cuando lo perdimos todo publicada a principios de año por Plaza & Janés. Se trata de la historia real de Lutz Eigendorf, un importante futbolista de la República Democrática Alemana que, en 1979, aprovechando un partido amistoso al otro lado del muro decidió fugarse de su patria dejando en Berlín a una mujer y a una niña de dos años. Pero el presidente de su equipo abandonado era Erich Mielke, el jefe de la Stasi (el servicio secreto de la RDA) quien juró vengarse de una deserción especialmente dolorosa.



Eduardo Verdú (Madrid, 1974) es periodista y escritor. Ha trabajado en Canal Plus, Cuatro, TVE y MoviStar+, y ha colaborado en publicaciones como Marie Claire, Woman, GQ, El País, El País Semanal o El Huffington Post, entre otras.
Fue columnista habitual de la sección de Madrid de El País y dirigió la colección de ensayos Contado con sencillez de la editorial Maeva durante una década. Es autor de los libros Equipaje de mano (1996), USA Sub 21 (1999), Adultescentes (2001), En busca del tío in-perfecto (coautor) (2005), Música o nada (2011), Bonustrack (2012) y Vida en martes (2013).

miércoles, abril 25, 2018

Salvador Biedma - Cuestionario básico


1.- ¿Por qué escribes?

No sé si hay un motivo explicable desde lo racional. Puedo decir que yo no era muy lector de chico y, en la adolescencia, casi a la vez que empecé a leer, hice mis primeros intentos con la escritura. Y, con el tiempo, hay algo en relación con los libros que me lleva a leer de distintas maneras: al corregir un libro, al traducir, al editar (he hecho y hago esas actividades, me parecen sumamente atractivas y siento que algo me falta cuando no estoy involucrado en proyectos así), uno lee de otro modo. Supongo que escribir también es un modo de leer.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

Escribo a la mañana, después de desayunar y leer el diario. Es un momento en el que hay tranquilidad en el ambiente, uno tiene la cabeza –digamos– fresca y el hecho de leer antes noticias me sirve para evitar cierta tendencia a un lenguaje más recargado.

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

Publiqué dos novelas breves y un libro de poemas. Las dos novelas surgieron no a raíz de un tema, sino a raíz de lugares: una transcurre en un pueblo relativamente chico y la otra, en un balneario fuera de temporada, ambos lugares –si bien no existen– imaginados en la provincia de Buenos Aires. Me cuesta en general pensar la literatura a partir de temas. Salvo en casos muy específicos, no me resulta fácil decir que un libro es sobre tal o cual tema. ¿Se pueden reducir a uno o dos temas el Quijote o El extranjero, La metamorfosis o Tristram Shandy o Cicatrices? Me interesa, en la escritura, lograr algo abierto, con aspectos que no estén del todo claros, con cosas que no se sepan, que se requiera alguna interpretación o haya que aceptar sin más que algo se desconoce. De pronto hay gente que me dice que un texto mío es sobre tal tema y, claro, no es que no hable de eso, pero creo que podría decirse del mismo modo que trata sobre al menos otros tres, cinco o diez temas.

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

Para escribir una novela, me parece imprescindible la regularidad; escribir casi todos los días. Y hay un ejercicio que me pasó Andrés Allegroni hace muchos años en un taller: pegar papelitos con los nombres de los cinco sentidos para recordar que todos existen y están presentes en forma constante. Nunca me armé esos papelitos en forma concreta, pero los he pensado y creo que a esta altura no puedo no pensar que eso está siempre activo para cualquier persona. No recuerdo quién recomendaba dejar el texto para el día siguiente no al final de una escena, no con algo resuelto, sino en medio de las cosas; eso también suelo tenerlo en cuenta. Y, como han dicho muchos, saber que no hay ningún apuro por publicar, que conviene darle su tiempo a cada texto.

5.- ¿Eres de los que se deja llevar por la historia o de los que lo tienen todo planificado desde el principio?

Hay cosas planificadas, pero los planes pueden fallar y podés cambiarlos incluso sin darte cuenta. Además, entre lo que uno imagina y lo concreto de la escritura (con escasa capacidad que uno tiene para escribir) hay un abismo. Se me hace un poco difícil pensar, meses después, cuando hay una primera versión del texto, cuál era el plan original, si se parece a lo que quedó. Supongo que uno tiene que ir quitándose esa idea de la cabeza para avanzar. Por otro lado, me da la impresión de que, cuando uno logra armar bien a los personajes, se mueven solos, con una lógica propia, y parece imposible que tomen otras decisiones o tengan reacciones distintas.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?

Juan José Saer, Arthur Schnitzler (en particular, Relato soñado), Sylvia Plath, Cortázar, Juan José Manauta, Hilda Hilst, Cesare Pavese, Anne Sexton, Kafka, Joaquín Giannuzzi, Alda Merini, Adélia Prado, Juan L. Ortiz, Blanca Varela, Sonia Scarabelli, Elena Anníbali, Denise León, Eduardo Berti, Federico Falco, Samanta Schweblin, Ondjaki, María Lobo, Mariano Quirós… Quedó una lista un tanto desordenada y caprichosa, a la que se podrían agregar muchos otros nombres; así suelen ser estas listas, creo.

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.


Acaba de salir por Eterna Cadencia la novelita Siempre empuja todo. Es la historia de un hombre mayor, viudo, que había planeado ir a la playa con su hijo. El hijo, que vive en Francia, debe cancelar su viaje y él decide ir al balneario de todas maneras. Una tarde le llama la atención la música de un piano que escucha al pasar. Descubre luego que quien toca es una adolescente. La historia sigue, desde ya, pero no quisiera adelantar demasiado.



Salvador Biedma nació en 1979 en Buenos Aires. Ha trabajado como periodista, corrector y traductor. Fue asistente editorial del sello La Compañía y editor de Galerna. Actualmente está a cargo de la librería Colastiné. Publicó las novelas Además, el tiempo (Ediciones La Yunta, 2013) y Siempre empuja todo (Eterna Cadencia, 2018) y el libro de poemas Quizá fuera volviendo (La Gran Nilson, 2017).

*La foto es de Majo Malvares