miércoles, septiembre 27, 2006

HFS - Martin Amis



Martin Amis es considerado como el chico rebelde de las letras británicas, pese a que ya superó los cincuenta años. Además, es de los autores mejor pagados y su relación con sus compañeros de generación no suele ser muy buena, aunque mantiene la amistad con McEwan. Entre sus virtudes: ser "políticamente incorrecto". Es hijo del escritor Kingsley Amis y la tormentosa relación que tuvieron padre e hijo alimentó la leyenda rebelde del autor que nos ocupa.

La entrevista estaba a cargo de Carmen Posadas y, cuando ambos entraron en el escenario del Teatro Juan Bravo, recordé lo que Alejandro Gándara dijo de él en cierta ocasión: "Tiene cara de alto, pero es bajo". Posadas, por su parte, es una mujer de una altura considerable.

Sin apenas preliminares, la conversación se centra en la aparición del 11-S en la literatura. Amis dice que en "Perro callejero" no llega a tocar el tema de lleno, más bien le interesaba explorar los cambios que se han producido a partir de ese suceso. Cree que el 11-S y sus consecuencias alimentarán la ficción de los próximos años. Alguno ya lo ha intentado, como Salman Rushdie en "Rabia", pero estaba demasiado cerca, le faltó tranquilidad.
Le pregunta la entrevistadora sobre la posibilidad de escribir un libro sobre el Islam y Amis revela que lo ha intentado. "Se trataba de una novela localizada entre Pakistán y Afganistán y cuyo protagonista era un terrorista". Sin embargo, no pudo sacar adelante el proyecto, no podía escribir sin contener la ira que todo lo relacionado con el Islam le provoca. El Islam, dijo, es totalitario, "lo controla todo, hasta cómo se debe uno sentar para ir al cuarto de baño". Dijo también que no creía que ellos estuvieran ganando, está convencido de que seremos testigos de la agonía del imperio del Islam. "Es inconcebible que perdamos esta guerra".
El Islam no aprueba nuestra forma de vida, no aprueba la emancipación de la mujer. Nosotros nos dimos cuenta hace tiempo de que se puede vivir sin Dios.

Amis reconduce la conversación al decir que se encuentra escribiendo una novela con una mujer embarazada como protagonista: "La viuda embarazada". Es una especie de metáfora del cambio, del nacimiento de un nuevo orden. Respecto a la emancipación de la mujer, cree que todavía no se ha culminado. "En ese tema llevamos dos tercios de embarazo". La mujer se ha preocupado más por conseguir poder que por equiparar las tareas del hogar.
Aprovecha Posadas para preguntarle algo que, según dice, siempre se le pregunta a las mujeres escritoras: ¿Cree que existe una literatura femenina y una masculina?
Sin pensarlo mucho, Amis dice que sí. Las mujeres están más cerca de sus emociones. "Es un cliché, pero los clichés suelen ser ciertos".

Afirma que un escritor depende de su subconsciente. Suele ser el subconsciente el que hace todo el trabajo, el que resuelve las dificultades. Mientras el escritor da un paseo o lee un libro, su subconsciente se encarga de planificar la idea que le anda rondando por la cabeza.

Habla de uno de sus últimos relatos, en el que un superviviente de un gulag le escribe una carta a su hija porque no le parece bien su actitud, más contemporánea.
Dice que ahora somos adictos al instante, es lo único que importa. Las nuevas generaciones parecen haberse anestesiado, necesitan tatuarse y clavarse agujas para sentir algo. Todo va demasiado deprisa.

Lo que asusta a un escritor al pasar los años es volver a escribir las mismas palabras. Cuenta que John Updike dice que encuentra frases ahora que ya había escrito hace cuarenta años.

En el turno de preguntas, alguien entre el público que afirma ser el traductor de algunos de los libros de Martin Amis, se deshace en elogios durante un buen rato y termina diciendo que hay que leerlo. Amis, en un español escaso dijo: "mu-chas gra-cias".

15 comentarios:

Gabriel Báñez dijo...

Te leo, buen blog

José Antonio Galloso dijo...

Mestro, hace buen tiempo que no pasaba a saludarlo, como siempre es un placer leerlo, siempre uno se va con algo en el bolsillo
un abrazo

Alvy Singer dijo...

Maravillosa crónica... solo digo más :D

Apostillas literarias dijo...

Además de tus reseñas del evento, he disfrutado mucho de las fotografías.

Magda dijo...

Disculpa, arriba se me olvidó preguntarte si puedo, después, pedirte una foto prestada ¿es posible? Dentro de una semana más o menos, y solo por un momento.

Clarice Baricco dijo...

Cómo me emociona leer todo esto. Son uno de mis refugios predilectos.

y esperamos lo que sigue...

conde-duque dijo...

Qué gran crónica del Festival, muchas gracias por contarla.
Hay que ir a Hay-on-Wye...

Andrea dijo...

FANTÁSTICO!!!!!
publicaste lo que tanto quería ver.
Saludos
ANDREA

Francisco Ortiz dijo...

Breve y acertada crónica. Sabemos más del autor y nos dan ganas de leerlo. Has entresacado temas muy interesantes, que dan para hablar muchísimo. Lo del libro protagonizado por un terrorista es una pena que lo haya dejado: este tipo podría servirnos algo interesantísimo y diferente.

Miguel Sanfeliu dijo...

Gabriel Báñez, muchas gracias y bienvenido.

José Antonio, me pasa lo mismo, el tiempo se hace escaso, pero ya sabe que aquí tiene su casa, del mismo modo que yo voy de vez en cuando a su blog donde sé que me espera un lugar acogedor y lleno de cosas curiosas.

Alvy Singer, gracias por el interés. Me temo que esto aún no ha acabado.

Magda, me alegra que te gusten las fotografías. Y por supuesto que es posible lo que me pides. Será un placer.

Clarice, sigo con la crónica. Me alegra que no os canse.

Conde-Duque, muchas gracias por leerla.

Andrea, intentaré contarlo lo mejor que pueda.

Francisco, desde luego que hay temas que pueden dar lugar a interesantes debates.
Dijo que abandonó el libro sobre el terrorista porque no podía controlar su lenguaje, que llegaba a resultar insultante.

Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios.

pies diminutos dijo...

Qué placer leerte... estoy siguiendo esta serie de posts y me está encantando! Un saludo!

Miguel Sanfeliu dijo...

Pies diminutos, me alegra que te guste.
Saludos.

Portorosa dijo...

Muy interesante, Miguel.

mart dijo...

Hola Miguel.Comparto la impresión de Amis,cuando afirma que to va demasiado rápido...y que las mujeres están más cercanas a sus emociones.Tu crónica,como las anteriores,destaca aspectos sumamente interesantes.Un abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Portorosa, gracias.

Mart, Amis resultó polémico. Yo no coincido con muchas de sus opiniones. Siempre me he resistido a creer en la existencia de una literatura masculina y una femenina. Desde luego hay temas para el debate.

Saludos y gracias.