domingo, septiembre 24, 2006

Hay Festival Segovia - Introducción


Del mismo modo en que unos corren en pos de su equipo para verlo jugar en cualquier parte del mundo y otros persiguen con entusiasmo las actuaciones de sus cantantes favoritos, yo decidí el viernes no acudir a mi trabajo y marcharme al Hay Festival de Segovia. Cargado con una mochila con libros, una cámara de fotos, (que tengo que tirar a la basura, pues la mayoría de las imágenes las sacó borrosas y, por supuesto, la culpa la tiene la máquina, no la voy a tener yo), una grabadora sin pilas y una libreta, me lancé a la carretera.
Tras ciertas vicisitudes del viaje, debidas a los mensajes del ordenador del coche y que no entraré a relatar, llegué a la monumental ciudad de Segovia, al pie de su famoso acueducto, imponente. Conseguí un plano en la oficina de turismo y casi ninguna indicación, pues la chica que me atendió, al parecer, acaba de empezar a trabajar allí y apenas conocía nada.
El casco antiguo de Segovia es un lugar que respira historia en cada piedra, con edificios de una belleza increíble. Pasear por sus calles es todo un privilegio al que debía añadir la posibilidad de cruzarme, de pronto, con algún escritor de renombre.

Llegué al Teatro Juan Bravo a las cuatro y media de la tarde. Faltaba media hora para que abrieran la taquilla. Aproveché para localizar el edificio San Juan de los Caballeros, donde tendrían lugar los actos que me interesaban del día siguiente. Cuando volví a la puerta del teatro eran las cinco y cinco, y la cola frente a la taquilla imponía respeto.
Paciente y resignado, con el programa en la mano, me dispuse a esperar en la cola. Esto es extraño en mí, no suelo hacer colas, normalmente me marcho de los sitios antes que hacer una cola, pero aquí no había más remedio. Era imposible acudir a todos los eventos programados, algunos de ellos coincidían a la misma hora en lugares diferentes, por lo que tuve que realizar una selección. Debo admitir que no me resultó especialmente difícil. Mis preferencias eran claras. Sólo dudé entre la charla sobre el idioma español a cargo de Laura Restrepo y Jorge Edwards, moderada por César Antonio Molina y la que iba a llevarse a cabo, a la misma hora, entre los periodistas Enric González, Åsne Seierstad, Alfredo Martesanz y Aurelio Martín: finalmente me decanté por la primera opción.

Así pues, asistí a siete actos:
-Ian McEwan entrevistado por Juan Villoro.
-Martin Amis entrevistado por Carmen Posadas.
-Enrique Vila-Matas, Rosa Montero, Laura Restrepo, Jorge Franco, Carmen Posadas y Ali Smith, moderados por Ignacio Sanz. Sobre "el placer de leer".
-Charla sobre "el filandón", a cargo de Antonio Pereira, Luís Mateo Díez, José María Merino y Juan Pedro Aparicio. (Probablemente la que más disfruté).
-Enrique Vila-Matas y Eduardo Lago, moderados por Mercedes Monmany.
-Jorge Edwards y Laura Restrepo, moderados por César Antonio Molina. Charla sobre el idioma español
-Doris Lessing entrevistada por Marianne Ponsford.


Una lista de elecciones contiene siempre una lista de renuncias, pero esto es inevitable.
Los actos en inglés disponían de traducción simultánea a través de unos auriculares y un receptor que resultaron muy eficaces. Mi inglés es escaso y muy rudimentario.
Al finalizar cada acto, los autores firmaban libros, así que me he traído la firma de Ian McEwan, Martin Amis, Antonio Pereira, Enrique Vila-Matas, Eduardo Lago y, por supuesto, Doris Lessing.


El personal mostró siempre una gran amabilidad, pero la organización del evento llegó a ser caótica en algunos momentos, como el que se produjo al juntarse las colas desorganizadas de la gente que quería comprar libros, los que querían que el autor les firmase un ejemplar, los que querían devolver los auriculares, los que querían salir, los que querían entrar y los que querían comprar entradas. En fin, esperemos que se celebren próximas ediciones de este Festival Literario y se subsanen estos problemas.


La cobertura que el Festival ha tenido, especialmente en televisión, es de vergüenza ajena.


Hablaré, en próximas entregas, de las charlas y entrevistas.

14 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

He sonreído ante tu relato ameno. Tendrás que venir a nuestras ferias para que también las narres y observes comparaciones, jaja...
Escritores invitados interesantes. Y si es difícil a veces seleccionar a quien escuchar cuando están en los mismos horarios.
Me alegra que hayas asistido y ahora pues a esperar tus manos para que nos cuenten el resto.

Abrazo...

Beatriz Valenzuela dijo...

no importa que en los otros medios la cobertura sea unha verguenza . lo importante es lo que tu nos haz contado. gracias por ello

Alvy Singer dijo...

Espero impaciente las nuevas entregas. No se haga de rogar ¡porfavor!

Apostillas literarias dijo...

Si la cobertura no ha sido buena, es excelente que tu nos compartas tu experiencia. He visto algunos blogs que también hablan de este festival, creo que ello ayudará a su divulgación.

Que hermosas fotografías.

dsdmona dijo...

Envidia sana me has dado, la cobertura habrá sido nefasta pero yo me he sentido incoroporada a esa cola para comprar las entradas...

Hilario J. Rodríguez dijo...

Ya sabes que estaremos mordiéndonos las uñas mientras esperamos a la siguiente parte de este relato.
Por cierto, ¿qué opinión te merecen las opiniones de Amis y McEwan sobre el Islam? ¿Y sobre la invasión de Irak? ¿Y las de Doris Lessing sobre el ser humanos en general y los hombres y las mujeres en particular?
¿Había diferentes actitudes por parte de los escritores españoles o hispanohablantes y los anglosajones? ¿Hubo tertulias después de los actos?
Perdona que haga tantas preguntas, pero ya sabes que habrías deseado estar ahí contigo. Necesito calmar el espíritu con los detalles que puedas proporcionarnos.
Recordarnos las firmas conseguidas ha sido una canallada (es de broma; qué envidia).
Un fuerte abrazo.
Hilario

pies diminutos dijo...

¡Qué bien lo explica todo el señor Sanfeliu! Así da gusto viajar...
Creo que no podías haber elegido mejor los actos, son todos geniales, ninguno tiene desperdicio!
Y, sí, lo de las firmas, una canallada... ¡Y yo que me creía alguien por tener la de Ángel González!

Rosa Silverio dijo...

Hola, Miguel.

Perdona por no haber comentado estos días, pero he tenido unos cuantos contratiempos y estoy resfriada. Sin embargo, te he leído con el mismo cariño de siempre.

Qué bonitas fotos. Me entra el deseo de irme volando hasta allí, de salir por mi ventana y llegar a disfrutar del festival.

Espero que disfrutes de todo, en especial del interesante programa.

Un abrazo,

Ro

PD ¿Cuándo compartirás un nuevo relato con nosotros?

Rosa Silverio dijo...

Ahhh, se me olvidó incluir una petición. Me gustaría que nos hablaras de los escritores que conociste y en especial qué te quedó de ellos, qué aprendiste.

Miguel Sanfeliu dijo...

Clarice, espero contar mi experiencia lo mejor posible, me alegro que te interese.

Beatriz, gracias a ti por estar ahí.

Alvy, no me hago de rogar, pero tenga paciencia. El tiempo empieza a ser un bien escaso.

Apostillas, me alegra que te gusten las fotos, lo cierto es que Segovia en un lugar donde cualquier rincón resulta bello.
Me gustaría saber en qué otro blog hablan de este Festival, por curiosidad.

Dsdemona, gracias por tu comentario, espero seguir trasladándoos allí.

Hilario, paciencia.
No pienso entrar a discutir sobre lo que dijeron, sólo deseo contar lo que vi. Hubo diversas opiniones, pero no discusiones entre ellos. Se permitía, después de los actos, que el público interviniera, pero la participación era más bien escasa.
Supongo que los participantes habrán aprovechado esta ocasión para charlar y conocerse, pero de eso ya no fui testigo, como podrás imaginar.
Y sí, ya sé, lo de las firmas puede ser un golpe bajo, pero...

Pies Diminutos, permitame que le diga, con gran pesar... ¡que yo también tengo la firma de Ángel González! Jaja.

Rosa, por favor, nada de pedir perdón por eso. Lo entiendo perfectamente. Ahora mismo estoy desbordado.
El viaje ha sido muy bonito. Segovia te cautiva. Los escritores que han acudido han sido todos muy amenos, ha sido todo un placer escucharles. Hablaré de cada uno de los actos.
Gracias por tu pregunta sobre el relato. Colgaré alguno pronto.

Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios.

Mónica dijo...

Ciao,

Me ha encantado tu post de narrador en primera persona.
Ahora subo para leer el primer acto del Festival.
Opino igual sobre Segovia, tiene magia en el ambiente. Sólo he estado en una ocasión, pero guardo un grato recuerdo,

Besos,

Mónica

mart dijo...

Hola Miguel,ante todo,gracias por desgranarnos esos interesantes detalles de tu periplo literario por la siempre bella Segovia(ciudad que me entusiasma)
Sin duda, la "atmósfera" que se respira en Segovia,resulta ideal para celebrar un certámen literaro,lástima que la organización no estuviese a la altura del evento en determinadas situaciones.El elenco de figuras,era realmente bueno.Por último,el escaso eco de esta cita en las televisiones,es realmente lamentable...los gurús de la tv,consideran que la cultura no es rentable...o eso es lo que nos quieren hacer creer.

sfer dijo...

¿Puede tenerse más envidia? Lo dudo... :-(

Me enteré casi de rebote, así que totalmente de acuerdo con lo de la cobertura. Voy ahora mismo a leerme esas dos entradas HFS, que espero no sean las únicas :-)

Miguel Sanfeliu dijo...

Monica, gracias por la visita.

Mart, lo de la televisión es un escándalo, ni más ni menos. Sólo los periódicos siguieron el acontecimiento, pero tampoco a bombo y platillo sino más bien de puntillas.

Sfer, espero que este espacio consiga transportarte al Festival.

Saludos.