miércoles, abril 17, 2013

Fernando Aramburu - Cuestionario básico



1.- ¿Por qué escribes?

Hay en mi intensa dedicación a la escritura un claro fondo de gozo. Para no extenderme demasiado, diré simplemente que aspiro al ejercicio profesional de una vocación surgida durante mi adolescencia.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

Yo tengo totalmente ritualizada la jornada laboral. Quiere esto decir que todos los días, con excepción de los sábados, escribo el mismo número de horas y durante ellas repito hábitos, momentos de descanso y demás. ¿Por qué? Porque de este modo me sé más productivo. De manera fija recurro a una serie de estímulos: la manzana de las nueve y media, el café solo una hora después, el almuerzo a las doce en punto, la reparadora siesta escuchando música, el café con galletas de las tres de la tarde (mirando el telediario), el final de la jornada cuando ha sido despachada la cantidad de tarea prevista.

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

A mí lo que más me interesa, por no decir lo único, en lo que se refiere a los asuntos literarios es la presencia del ser humano en la Tierra.

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

Yo creo que al escritor le conviene llevarse bien con el idioma y con el tiempo, remediar a espaldas de las convenciones los problemas técnicos que plantea la escritura a cada instante y ser un hombre disfrutador y curioso. Si, además, cultiva el oído musical, tanto mejor.

5.- ¿Eres de los que se deja llevar por la historia o de los que lo tienen todo planificado desde el principio?

Ni una cosa ni otra. Yo pongo a convivir personajes de acuerdo con un motivo generador de episodios. Y me impongo unas pautas que pueden parecer absurdas pero no lo son. Por ejemplo, escribir una novela de 200 páginas justas, redactar los capítulos pares en pasado y los impares en presente, expresarme como lo haría un niño; en fin, esas cosas.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?

Muchos, también algunos más jóvenes que yo, cosa no del todo habitual entre escritores metidos en edades rugosas. No puedo citar. Es como meterme en una jungla de cincuenta mil hectáreas a elegir ocho árboles.

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.

Acabo de terminar un libro de ensayos literarios alternados con tramos de escritura autobiográfica y llevo aproximadamente escrito un tercio de una novela.



Fernando Aramburu nació en San Sebastián en 1959. Es licenciado en filología hispánica por la Universidad de Zaragoza y desde 1985 reside en Alemania. Fue miembro del Grupo CLOC de Arte y Desarte. Considerado ya como uno de los narradores más destacados de su generación, es autor de tres libros de relatos: No ser no duele (1997), Los peces de la amargura (2006) y El vigilante del fiordo (2011), y de cinco novelas: Fuegos con limón (1996), Los ojos vacíos (2000), El trompetista del Utopía (2003), Bami sin sombra (2005) y Viaje con Clara por Alemania (2010), títulos que han sido distinguidos con el Premio Ramón Gómez de la Serna 1997, el Premio Euskadi 2001, el XI Premio Mario Vargas Llosa NH, el Dulce Chacón y el Premio Real Academia Española en 2008. Ha escrito también libros para niños, como Vida de un piojo llamado Matías (2004). Con Años lentos mereció el VII Premio Tusquets Editores de Novela.Su última obra, La gran Marivián, acaba de publicarse en Abril de 2013.

1 comentario:

Elena Casero en Veges tú dijo...

A mí me gusta. No lo he leído todo de él. Me gustó mucho El vigilante del fiordo y Los años lentos.

Es uno de los escritores inolvidables.

Besos