martes, junio 20, 2006

In Memoriam

4 comentarios:

malambruno dijo...

Recuerdo cuando lo asesinaron y recuerdo la indignación... También recuerdo a otros asesinados... y a personas que han dado la cara y la dan...

Miguel Sanfeliu dijo...

Fue uno de los crimenes más crueles, tanto que desencadenó las más multitudinarias manifestaciones y los más inesperados consensos. Algo pareció haber cambiado. Ahora, sorprende e indigna ver la actitud de su asesino mientras es juzgado.

Un saludo.

OjO x OjO dijo...

Hubo un antes y un después, pero el después debería ser para mejorar y no se ve el final. Esta tardando mucho el final.

fermín dijo...

Cuántas fotos podrían ponerse en un blog. Se harían infinidad de blogs de asesinados. ¿Las ponemos de todos? Cuántos crímenes crueles (y cuantos silenciados) Cuántos asesinos cínicos (y cuántos de guante blanco) Cuántas reacciones populares -de pueblo, oiga, no de PP- (y cuántas manipulaciones turbias) Y que conste que soy de los que pensé aquél día que la gente tenía que haber corrido a gorrazos a los partidarios de esos asesinos concretos. Pero los políticos al uso pararon a la gente (¿prudencia? ¿temor?) Curiosamente hoy se siente más radicalismo (y oportunismo) en la derecha tradicional, y eso también da cierto miedo...