lunes, octubre 28, 2013

Miguel Baquero - Cuestionario básico


1.- ¿Por qué escribes?

Eso mismo me pregunto yo muchas veces. Porque viendo las decepciones, desprecios, malos modos, rechazos y, en general, la lucha que supone intentar luego publicar lo escrito, sería mucho más fácil, más cómodo y más gratificante dedicarse a cualquier otra cosa. Pero a pesar de todo, uno sigue y entonces llega a la conclusión de que sencillamente lo hace porque le gusta, quizás porque no sabe hacer otra cosa, y no hay que darle más vueltas.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

Manías o supersticiones, ninguna, o eso creo. Lo mismo escribo, si creo tener una buena idea, por la mañana que por la tarde; con un whisky y un cigarro al lado o con un vaso de agua; vestido con pulcritud o en pijama; en la mesa de un bar o en el banco de un parque… 

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

Me interesa la vida que tengo ante los ojos, la vida cotidiana, que da, creo, temas más que suficientes, sin tener que recurrir a historias fantásticas ni irreales. Del mismo modo, me interesa y me gusta la novela negra cuando se refiere a la vida común, no a asesinatos enigmáticos y enrevesados; y me gusta la ciencia-ficción cuando se utiliza como una transposición en el futuro de los problemas de nuestra actualidad, no cuando es un simple ejercicio de imaginación sin más trascendencia.

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

Por lo general, lo que escribo en un sitio lo suele revisar en otro. Si escribo algo, como he dicho, en el metro, espero a estar en casa para revisarlo o me lo mando por correo electrónico a la oficina para verlo cuando tenga un momento. Es entonces cuando adviertes que muchas cosas que creías magníficas no lo son, o que eso que solo has bosquejado da para muchísimo más. Suelo revisar mis escritos en situaciones e incluso épocas del año distintas, porque cambia mucho la perspectiva.

5.- ¿Eres de los que se deja llevar por la historia o de los que lo tienen todo planificado desde el principio?

En principio, tengo claro a dónde quiero llegar, pero el camino para llegar allí muchas veces lo dejo al azar. Y no es una frase hecha. Yo creo mucho en el azar a la hora de componer: si ando, por ejemplo, enfrascado en cómo resolver un capítulo y no encuentro la solución, suelo salir a pasear o marcho al trabajo muy atento a lo que pasa a mi alrededor, y en esa mujer con la que me cruzo, ese mendigo que pide limosna, o esos dos coches que acaban de chocar acostumbro a encontrar la solución al capítulo.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?

Es difícil decir uno o dos, porque, además, los gustos cambian. Pero, en general, siempre tengo un libro de Galdós a mano, por si acaso me atasco en la fluidez de lo que estoy escribiendo, leer unas cuantas líneas y recuperar el ritmo; también tengo cerca los poemas de Rimbaud, algo de Bukowsky, de Burroughs, de los escritores beat, para cuando siento que lo que escribo es un poco muermo darme un chutazo de rebeldía y ferocidad.

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.


Lo último que he publicado se titula Objetos perdidos y está en edición digital. Es una novela en clave de humor centrada en las “peripecias” de un hombre cuya vida de oficinista cambia cuando le regalan una bicicleta. Ahora mismo estoy “moviendo” por las editoriales una novela titulada El confidente, también de humor y de género negro, donde, contrariamente a lo habitual, hay siete u ocho sospechosos pero lo que no hay es un crimen. Mientras tanto, estoy muy ilusionado con El descrédito, un libro que acaba de salir ahora, editado por Lupercalia, sobre la figura de Celine, y en que participo junto a otros autores a los que aprecio y admiro.


Miguel Baquero. Autor de novelas y cuentos. Como novelista, ha publicado las obras Vida de Martín Pijo (año 1999; 2ª edición en 2007), Matilde Borge, aviador (año 2003), Vidas elevadas (año 2010), La rebelión de los insectos (año 2011) y Objetos perdidos (año 2013). Como autor de cuentos, ha publicado el volumen de relatos Diez cuentos mal contados (año 2008), dentro del género de «ficción futura», y Figuras de alambre (año 2012). Sus cuentos han sido premiados en numerosos certámenes literarios, como el Gabriel Aresti, el Miguel Cabrera o el Jara Carrillo, y ha sido finalista en varios certámenes, entre ellos el convocado por la prestigiosa librería madrileña Tres rosas amarillas. Reseñista y colaborador habitual en numerosas publicaciones digitales, es autor asimismo de la miscelánea (relatos, poemas, impresiones) A esto llevan los excesos (publicada en el año 2009).

4 comentarios:

Raúl dijo...

¡Grande!, este tipo.

Isabel Barceló Chico dijo...

No me extraña nada que a Miguel Baquero le guste escribir historias con humor, viéndole esa sonrisa tan franca. Una entrevista muy interesante, felicidades.

Elena Casero en Veges tú dijo...

Miguel es genial, tanto escribiendo como en la cercanía.

A mí me encanta.

Hansel en Baviera dijo...

Te queremos, Miguelón!