lunes, febrero 13, 2017

Anabel Botella - Cuestionario básico


1.- ¿Por qué escribes?

Desde pequeña yo siempre soñé con ser actriz y escritora. Lo de ser actriz lo cumplí con veintidós años. Lo de ser escritora tardó mucho más en llegar porque me daba vergüenza escribir. Y era tal el complejo que tenía que siempre le decía a mi pareja que me escribiera hasta las cartas de presentación. Un día sucedió la magia y todo cambió para mí. Escribir supone una terapia y supone no terminar en la consulta de un psiquiatra. Decidí dar rienda a mi sueño al terminar de leer el libro de un amigo. Al terminarlo decidí escribir todas esas historias que llevan tantos años acompañándome. Y bueno, hasta hoy, que no he dejado de escribir. Solo deseo que no se me acaben nunca las historias y tener tiempo para plasmarlas en papel.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

Me gusta escribir sin que nadie me moleste, en un rincón de mi habitación. Mientras estoy escribiendo me sumerjo en la novela y me cuesta salir de ella para atender asuntos más terrenales. Así que cuando me meto en mi rincón no me gusta que me distraigan. Algunas veces me pongo algo de incienso y me suelo hacer alguna infusión. No me gusta el café, pero adoro casi todas las variedades de infusiones.
Hay otra cosa que me gusta hacer en cada novela y es que cada historia tiene su propia banda sonora. La música que me funciona en unas novelas no me funciona en otras. Me siento incómoda y las palabras no fluyen.

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

No tengo una temática definida, pero sí que puedo decir que en muchas de mis historias sale parte de mi mundo (mis novelas favoritas, canciones y gustos). También me he dado cuenta de que me obsesionan los gemelos-mellizos. En muchas de mis novelas los protagonistas son mellizos.

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

El único consejo que me doy todos los días es una frase que tengo en la lámpara de mi mesa: Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender (Dickens). También me permito equivocarme cuando escribo. ¿Qué quiero decir con esto? Que a veces siento que una escena no funciona y tengo que eliminar todo el trabajo de muchas horas. Pero en realidad esto no es un paso atrás, esto yo lo veo necesario para que la historia avance.

5.- ¿Eres de las que se deja llevar por la historia o de las que lo tienen todo planificado desde el principio?

Solo he planificado dos historias. Una fue Ojos azules en Kabul que pude mantener la estructura hasta más o menos la primera parte. Luego me dejé llevar. La segunda novela que planifiqué fue Dead7, pero antes de empezar a escribir el tercer capítulo rompí la escaleta y me dejé llevar por la historia.
Siempre tengo claro qué quiero contar, e incluso en estas dos novelas sabía con qué frase terminaban.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?

No me puedo quedar con uno solo. Me gusta García Márquez, Isabel Allende, Laura Gallego, Kawabata, Lin Yutang, Tolkien, G.R.R. Martin, Homero, Anna Casanovas, Francesc Miralles, Elisabet Benavent o Noelia Amarillo. No puedo quedarme con uno.
Tampoco podría quedarme con una sola novela. Tengo una para cada momento de mi vida. Por ejemplo, con 12 años me gustaba El camino, con 13 Un capitán de quince años, con 15 años adoraba El señor de los anillos, con 17 El proceso, con 22 Eva Luna, con 24 Cien años de soledad, con 35 Memorias de Idhún, con 36 Canción de hielo y fuego, con 39 El final del ave fénix. Pero si tengo que quedarme con alguna novela sería con La Ilíada, el único libro que leería varias veces.

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.


Mi último proyecto que va a ver la luz es Cuervo negro, de Ediciones Babylon. Es mi primera novela negra para adultos. No puedo negar que estoy nerviosa porque vuelvo a salirme de mi zona de confort. Pero son las historias quienes me eligen. Cuervo Negro está narrada a dos voces, desde el punto de vista de Bárbara, la madre de Gabriel y desde el punto de vista de Gabriel. De esta novela solo puedo decir que no soy nada complaciente. Quería hablar de la maldad en sí misma. También me apetecía ponerme en la piel de un asesino. Dicen que en todas las familias cuecen habas, pero en unas más que otras. Los Cuervo del Valle son peculiares, a cada cual más perverso. 


Soy Anabel Botella, escritora, actriz, soñadora y administradora de La ventana de los libros. Alguna vez me he imaginado vivir las aventuras de Alicia en el país de las maravillas o recorrer el camino de baldosas amarillas, como Dorothy en El mago de Oz. Me apasiona el rojo porque me da vida. Me gusta disfrutar sobre todo de mi familia, y con ellos me gusta compartir una buena comida, un buen postre o una taza de té con leche. No me gusta nada de nada el café. Estos son mis libros publicados: Ángeles desterrados es mi primera novela publicada. Después vinieron Ojos azules en Kabul (premio mejor novela nacional por la revista Off the record y nominada a los premios Troa 2014) y Como desees, ganadora del PEJR 2013. Premio literatura 2013 por la Fundación Carolina Torres Palero. En 2014 publiqué Dead7 (Premio Púrpura romántica a la mejor novela juvenil y Premio púrpura romántica a la mejor autora juvenil 2014). En 2015 me publicaron mi primera novela infantil El enigma del cuadro robado; también sale al mercado la primera parte de una bilogía fantástica juvenil: Las crónicas de los tres colores, Elecciones (Premio Avenida a la mejor saga 2015, Premio púrpura romántica 2015 a la mejor novela). En abril del 2016 se publicó Fidelity con Cross Book, de editorial Planeta. En octubre del mismo año se publicó No puedo evitar enamorarme de ti, con el sello digital HQÑ. Próximamente publicaré Cuervo Negro, mi primera novela negra con Ediciones Babylon.