lunes, febrero 16, 2015

Juan Ramón Biedma - Cuestionario básico


1.- ¿Por qué escribes?

Supongo que dedicarse a esto es como haber caído en alguna especie de trampa en la que por más que intentes salir más te hundes: hay un momento de tu vida en la que te inventas una historia y luego ya no encuentras ninguna otra actividad que pueda ni remotamente comparársele.

2.- ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?

A ser posible prefiero escribir con una resaca de mil diablos, en un burdel clandestino y rodeado de los restos de la orgía de la noche anterior, pero lo normal es que escriba tranquilamente en la soledad de mi despacho.

3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?

Por este orden me preocupan mi vecina Merchi, Dios, el sexo, la explotación en su sentido más amplio, la injusticia en sus aspectos más concretos, cualquier clase de indefinición temática...

4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?

La clave es no conformarse nunca con la primera versión de nada, por excelente que nos parezca, y después volver a darle otra vuelta de tuerca a esta clave. Y otra, y otra más.

5.- ¿Eres de los que se deja llevar por la historia o de los que lo tienen todo planificado desde el principio?

Planifico, planifico y antes ya he planificado lo que voy a planificar. En contra de lo que se piensa, el momento de concebir la obra es el más libre y creativo. Lo demás es en gran medida ingeniería literaria.

6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?

Una respuesta que se quedará inevitablemente corta para una pregunta inabarcable: Sábato, Zola, Dostoievski, Jardiel, Greene, Macdonald, Carver, Pérez Galdós...

7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.


En enero ha salido una nueva novela: Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado, una intriga situada en el Londres victoriano con la que pretendo bucear en los escenarios que habitualmente se nos ocultan en las historias ambientadas durante esta época.


Juan Ramón Biedma nace en Sevilla, estudia Derecho, y se dedica durante años a la gestión de emergencias, actividad que ha compartido con la de locutor de radio, guionista y crítico cinematográfico, así como con la colaboración en diversas publicaciones y antologías -La lista negra, Libertad Condicionada y otros relatos, Guernika variaciones, La Biblia-El libro, Aquelarre...  
El manuscrito de Dios (Ediciones B), Mención Especial del Jurado en el II  Premio de Novela fallado por la Semana Negra de Gijón del 2004 y finalista del Memorial Silverio Cañada, supone su debut en el campo de la novela, iniciando una trayectoria que se vería continuada con El espejo del monstruo (Ediciones B) -lectura obligatoria en la facultad de medicina de México- y El imán y la brújula (Ediciones B), premios Hammett, NOVELPOL y Crucedecables a la mejor novela policiaca del 2007. Sus siguientes trabajos fueron El efecto Transilvania (Roca Editorial) y la novela gráfica Riven. La ciudad observatorio (Ediciones B). En junio del 2010 publica El humo en la botella (Salto de Página) nominada al premio Hammett y merecedora del Premio Especial de la Dirección de la Semana Negra 2010, premio NOVELPOL y considerada por la Gangsterera como la mejor novela del 2010. En febrero del 2011, aparece Antirresurrección (Ediciones Dolmen) Nominada al NOVELPOL 2012 y al premio CELSIUS a la mejor novela fantástica del año.
En septiembre del 2014 es galardonado con el Premio Valencia de Novela Negra convocado por la Diputación de Valencia por su obra Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado.
Sus obras, continuamente reeditadas, citadas y seguidas por un numerosísimo grupo de lectores incondicionales, han sido traducidas hasta ahora al portugués, griego, alemán, ruso y turco.

(Para más información, consultar su web www.juanramonbiedma.es)

2 comentarios:

Manoly gonzález naranjo dijo...

Sigo hace años a juan ramon , es un escritor excelente , sus trabajos son dignos de leerse. Mis sinceras felicitaciones.

manoly Naranjo

María Inés Gebel dijo...

Un ser que con su luz, elimina obtusas sombras...¡Felicitaciones por toda tu trayectoria, Juan Ramón! Un abrazo.