martes, noviembre 29, 2011

Mapa desplegable del laberinto


Mapa desplegable del laberinto es el título del nuevo libro del escritor valenciano Alberto Torres Blandina. Debo admitir que oí hablar de este autor a raiz de leer en la prensa que se le había otorgado en París el Premio Europa a la mejor novela extranjera publicada en 2010 por su libro Cosas que nunca ocurrirían en Tokio. Me pareció sorprendente e indignante a la vez. Torres Blandina reconocía que su último libro, este Mapa desplegable del laberinto, se había publicado antes en Francia que en nuestro país. No termino de entender por qué ocurren estas cosas.

Alberto Torres Blandina es un autor joven con una carrera meritoria. Cosas que nunca ocurrirían en Tokio ganó también el premio Las Dos Orillas 2007. Niños rociando gatos con gasolina fue finalista del Premio de Novela Café Gijón en 2008. Y Hotel Postmoderno, una novela experimental escrita con Carolina Otero, Maxi Villarroya y Sergio Velasco, fue finalista del premio Azorín 2008. También ha publicado una novela infantil y es cantante del grupo musical Niñamala. Sus dos últimos libros han sido editados por Siruela.

Mapa desplegable del laberinto es una historia de amor, narrada a tres voces, tres personajes cuya conexión se irá definiendo, de modo fragmentado, a lo largo de la novela. Jaime, dueño de una tienda de fotografía, que guarda copia de las fotos de sus clientes, especialmente aquellas en las que éstos aparecen desnudos, que sueña con esas otras vidas que apenas vislumbra en imágenes sueltas, y que se siente misteriosamente atraído por una mujer que ve en un andén del metro. Alberto, aparente triunfador y mujeriego, que lleva a revelar las fotos de sus amantes a la tienda de Jaime, y que de pronto parece vivir su historia de amor definitiva. Y Elisa, el tercer eje del triángulo, la mujer que es víctima de una violación y cuya vida se desmorona. La relación entre estos tres personajes se entrelaza gradualmente.

Con una estructura fragmentada, al estilo de autores como González Iñárritu, Torres Blandina va componiendo su puzzle, sabiendo desde el principio dónde se dirige y conduciendo la historia con precisión. Su estilo es ágil, sin retóricas ni artificios. Y el libro nos atrapa desde las primeras páginas y se deja leer de tirón, con interés, que no es poco.


Extracto:

Sus razones no las sé. Cuando le preguntaba, inventaba historias, sin ningún pudor. Historias a veces descabelladas que no pretendían engañarme, ya que se contradecían. Mentiras que improvisaba o que tal vez había escuchado a otras personas, donde el protagonista era demasiado joven o demasiado viejo o incluso una mujer. Una vez le pregunté:

—¿Has dejado mucho atrás?

Comenzó a acariciarme el hombro.

—Perdí todo lo que tenía hace mucho. Durante años viví en la calle, ayudando a aparcar coches para sobrevivir. Un invierno morí de frío.

4 comentarios:

Raúl dijo...

El título es de lo más atractivo. Tu reseña también ayuda para interesarse por él.

JOMA dijo...

Cuando no tenemos la oportunidad de acceder a títulos como los que recientemente has reseñado, tus sugerencias nos orientan y nos ponen al tanto de lo que ocurre en las letras hispanas. Muy interesantes por cierto, tanto como tus reseñas. Un abrazo ...

Francisco Ortiz dijo...

Me gusta más la reseña que el extracto, no sé por qué.

Meike dijo...

Ai, pues a mí me encantó el inicio. Pero poco a poco he notado como la novela se ha ido desinflando hasta parecerme incluso mediocre.

¡Hay gustos para todo!