domingo, mayo 25, 2008

Augusto Monterroso y Liu Hsia

Augusto Monterroso falleció en México el 8 de febrero de 2003, víctima de un fallo cardíaco. No necesita presentación. Uno de los escritores más interesantes que puede uno encontrar, ejemplo de concisión y elegancia, autor de piezas ya clásicas, de relatos que han sido traducidos y antologados hasta la saciedad, como “Mr. Taylor” o “Primera dama” (sí, también “El dinosaurio”, sí), relatos que pueden quedarse en la mente de quien los lee por mucho tiempo, quizá para siempre, como me pasó a mí con “Leopoldo (sus trabajos)”, cuando lo leí en la vieja edición de Alianza Editorial que todavía conservo, siempre a mano. Autor también de la novela, “Lo demás es silencio”, del libro autobiográfico "Los buscadores de oro", y de numerosos artículos.

Recientemente, su viuda, Bárbara Jacobs, ha donado a la Universidad de Oviedo, la biblioteca y documentos personales del autor, lo cual es todo un acontecimiento. Unos 14.000 volúmenes cuya clasificación necesitará, se estima, unos dos años. (Más información)
El mismo día de la muerte de Monterroso, la escritora taiwanesa Liu Hsia, conocida por su seudónimo Hsing Lin Tzu, murió tras haber sido herida por su criada indonesia que padecía problemas mentales. Hsing Lin Tzu era autora de una treintena de obras que abarcan la novela, el relato, la biografía y el reportaje, así como múltiples artículos. Obtuvo un premio nacional de arte y literatura en 1982. Sufría artritis reumática desde los 12 años, por lo que debía usar una silla de ruedas. Era asesora presidencial y creadora de la Fundación de Acción Social Edén.

La muerte de Monterroso, como no podía ser de otra manera, ocupó al menos cuatro páginas en los periódicos; la de Hsing Lin Tzu, o Liu Hsia, una necrológica de unas pocas líneas, y en algunos periódicos ni siquiera eso.

Sin embargo, desde ese día, he buscado información sobre esta escritora, no me pregunten por qué. Tal vez quiero pensar que el hecho de que muriera el mismo día que Monterroso debe significar algo. Pero lo cierto es que poco hay en la red sobre Liu Hsia. Artículos de breves líneas que repiten los mismos datos escasos. Murió a los 61 años de edad. La sirvienta que la asesinó era indonesia, tenía 32 años y se llamaba Vinarsih. Se desconoce el motivo de la agresión.

El artículo más extenso que he encontrado se encuentra en taipeitimes.com.
Y poco más. Una desconocida para el mundo occidental. Supongo que no será así en ese internet paralelo de caracteres chinos que nos resulta tan inaccesible y cuya actividad es superior a la nuestra. De hecho, el blog más visitado del mundo es el de la china Xu Jinglei, actriz y directora, que contabilizó el año pasado más de 100 millones de visitas.

Me pregunto si allí alguien comentó la coincidencia, el modo en que esta escritora y el maestro guatemalteco quedaron unidos por la fecha de su muerte.

El caso es que si algún día se traduce un libro de esta escritora, saldré corriendo a comprarlo, para comprobar si los caprichos del destino encierran algún secreto. Y supongo que poca gente entenderá de dónde nace mi interés por esta escritora. Son cosas que normalmente uno no le cuenta a nadie. Ustedes, sin embargo, ya lo saben.




Foto de Monterroso en la página de editorial Alfaguara.
Foto de Liu Hsia obtenida en
taiwaninfo.nat.gov.tw.

11 comentarios:

Francisco Machuca dijo...

Miguel,Augusto Monterroso cuenta entre uno de mis escritores más queridos y es un placer verlo en tu blog.Interesante,muy interesante tu post.Desconocía por completo a Liu Hsia.
Es toda una casualidad,mi querido amigo,pero hace pocos días he vuelto a releer Antología del cuento triste.

Un fuerte abrazo,

Clarice Baricco dijo...

Era necesario que lo contaras, pues no sabìa nada de Liu Hsia. Al menos esto ya es parte del destino.
Estarè atenta en las librerìas.
Y lindo Monterroso.

Abrazos.

baudelaire3 dijo...

Miguel: gracias por abrirnos el apetito. Y, si puedes, date una vuelta por este (mi) epígrafe, donde estás linkeado.

Atte.,

vuestro lector

Jose M. dijo...

MUY CHULO el articulo, de verdad, Miguel; gracias...

JOSE ROMERO dijo...

Interesante coicidencia, que deja a la imaginación la posible respuesta. Imposible encontrar información de ella. Has traído el misterio chino y el humor latinoamericano a tu espacio. Bien.

Rosa Silverio dijo...

Qué coincidencia la de Augusto Monterroso y Liu Hsia. A Monterroso lo he leído y es uno de esos autores que me gustan mucho. A Hsia yo también me anotaré para leerla.


Un abrazo, Miguel.

Juan Carlos Márquez dijo...

Hola, Miguel:

Me ha hecho mucha gracia tu retranca con lo de "El dinosaurio": Monterroso merece ser recordado por muchas otra obras, no sólo por ese dinosaurio que, con su chispa y sabiduría habitual, versionó Hipólito G. Navarro en un microrrelato homónimo:
"El dinosaurio estaba ya hasta las narices".

Dasein dijo...

Buenas! Te invito a participar en el foro de filosofía, historia y otras cosas: http://s2.elforo.de/filohistoria

malambruno dijo...

He quedado intrigadísimo. Una escritora en silla de ruedas que muere asesinada por su criada sin que sepamos por qué, el misterioso vínculo de la fecha de fallecimiento entre dos escritores distantes (Si Dios existe, ese vínculo tiene que ser una secreta revelación), y otro misterio para mí: la existencia de un mundo paralelo e inaccesible donde a lo mejor se comenta la muerte de Monterroso, un escritor exótico y lejano.
Me gusta volver a leerte. Tengo que ponerme al día leyendo hacia atrás.

mi despertar dijo...

Tu blog es muy interesante te dejo el mío
besos

Miguel Sanfeliu dijo...

Francisco, M., Monterroso es un autor esencial. Recuerdo la necrológica de la escritora Liu Hsia y la impresión que me produjo. Guardé el recorte durante mucho tiempo.

Clarice, sí que era necesario. Son detalles que nos guían en nuestro recorrido lector.

Baudelaire3, interesante tu blog. Gracias por el enlace.

Jose M., gracias a ti.

Jose Romero, sí me parece una coincidencia interesante. Por eso me interesará un libro de Liu Hsia cuando lo encuentre.

Rosa, la coincidencia merece al menos que nos interesemos por ella, ¿verdad?

Juan Carlos, el cuento de "El dinosaurio" es ingenioso, pero creo que es minusvalorar a Monterroso limitar su aportación a la literatura a dicho texto. Y me gustan las historias en torno a "El dinosaurio", desde luego, sus interpretaciones, sus análisis, y las anécdotas, como cuando presentaron a Monterroso como el autor de "El dinosaurio" y alguien (no recuerdo ahora quién) contestó: "Ah, sí, precisamente lo estoy leyendo estos días".

Dasein, gracias por la invitación.

Malambruno, cómo me alegra que vuelvas al ciberespacio. Y sí, es interesante la versión de que en el internet chino alguien se refiera a Monterroso como un autor exótico y lejano. Seguro que si seguimos tirando del hilo nos llega a salir una historia digna del gran maestro.

Mucha, gracias.

Un abrazo y gracias por los comentarios.