lunes, junio 02, 2008

El humor en la literatura



Muñoz Avia, Antonio Orejudo y Mercedes Abad, moderados por el televisivo Tonino, charlaban sobre el humor en la literatura en uno de los actos que se celebraron en la pasada Feria del Libro de Valencia.

Orejudo inició la conversación dejando claro que el humor le parece un condimento esencial en la literatura, pero en su justa medida. No soporta los libros que se presentan como “graciosos”. Recalca que la mala leche es una manifestación del humor. Generalmente, parece que da más prestigio la tragedia que la comedia. La risa tiene mala prensa porque los poderosos temen a la risa. Cuenta que Francisco Umbral recomendaba que el autor no se riera en la foto de la contraportada de sus libros, recordando que el autor siempre debe parecer atormentado y que a la gente no le interesa lo que pueda contar alguien aparentemente feliz. Citó a Chesterton cuando dijo que lo contrario de divertido no es serio, sino aburrido y a Borges al afirmar que la literatura de género no goza del prestigio del aburrimiento. Por último, destacó la importancia de autores como Mihura o Jardiel Poncela, diciendo que sólo su filiación política puede explicar que no ocupen hoy en día el lugar que les corresponde.

Mercedes Abad dijo que el humor nos defiende de la pomposidad, la solemnidad, también de la cursilería. Recordó que la realidad es tragicómica y, para ilustrarlo, contó una anécdota sobre el entierro de un familiar lejano que no había sido una persona muy querida. Fue en el coche de su prima, que conducía fatal y se saltó un semáforo y un stop, lo que le hizo pensar que podía morir yendo precisamente a un entierro. Casi se perdieron por el cementerio. Cuando llegaron al fin, iban con retraso y todo se hizo muy deprisa. De pronto el coche mortuorio, la grúa y los funcionarios se fueron y los dejaron allí, preguntándose cómo iban a encontrar la salida. Y, en ese momento, el letrero de un florista en un nicho, reclamando una deuda pendiente, les hizo estallar en carcajadas. Terminó entonces afirmando que el humor nos muestra lo insignificante que es todo y, sin duda, por eso es un elemento esencial en autores como Kafka o Kundera.

Rodrigo Muñoz Avia explicó que el humor surge de la propia historia. Uno no escribe de lo que quiere sino de lo que puede. El éxito de su primera novela le ha clasificado como autor de novelas de humor, pero su segunda novela no tiene tanto humor y esto supone un factor de presión. Afirma que el humor es una manera de derribar algo, de mostrar la humanidad despojada de solemnidad. Contó que lo último que la había causado risa era la noticia de ese cura que se había atado a un montón de globos de helio y había desaparecido en el cielo. Algo muy surrealista. A fin de cuentas, el humor y la tragedia no es raro que anden unidos.
Pese a que su libro se encuentra en la estantería de literatura de humor de muchas librerías, coincide con Orejudo en que es una estantería que le produce horror a un autor, sin duda por el encasillamiento que conlleva.

Concluyeron que parece que esté mal visto leer por placer, que da mala conciencia divertirse. Hay que leer una serie de libros que dan prestigio y que, si no se han leído, parece que uno sea menos inteligente. Y muchos de esos libros son, por supuesto, aburridos.

La charla fue distendida, como puede verse. En general, he de admitir que a mí también me causan rechazo los libros supuestamente “de humor”, los de portadas estrafalarias. Pero no he tenido problema en comprar algunos. Me viene ahora a la cabeza “Speaking in silver” que me parece muy ocurrente. También leí en su día el libro de Muñoz Avia "Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos" (cuya portada también me disgusta). El libro de Muñoz Avia es ameno y está cargado de mala leche. El asunto de la búsqueda de la felicidad y de cómo uno puede llegar a obsesionarse por cosas nimias, resulta muy atractivo, más en los tiempos actuales, en los que parece obligatorio ser feliz y divertirse todo el tiempo. El personaje principal del libro tiene, no obstante, algo de ridículo que lo enmarca en el terreno de las clásicas novelas de humor. Sus desventuras, su agobio, su ir de aquí para allá y sus obsesiones me recuerdan a Woody Allen. Los libros de Allen ocupan un lugar relevante en mi biblioteca personal, así como las memorias de Groucho Marx. Mihura, Jardiel Poncela, Muñoz Seca, Alfonso Paso, Edgar Neville o Gómez de la Serna son autores a los que me acerqué en uno u otro momento y cuyo concepto del humor resulta ineludible para quien quiera analizar la evolución del género en nuestro país. Rafael Azcona también debe figurar en esta relación y Eduardo Mendoza, cuya obra “El misterio de la cripta embrujada” recuerdo como un auténtico acontecimiento en el momento de su publicación y que ha escrito también otros libros que pueden considerarse obras claves del género.

El humor no es que esté mal visto, es que suele ser ninguneado en los ambientes que se consideran cultos. No abiertamente, por supuesto. Lo primero que uno oye cuando pregunta por el humor en la literatura es que es esencial y que no se debe olvidar que “El Quijote” es un libro de humor. También se suele destacar la vena humorística de Quevedo, El arcipreste de Hita, Fernando de Rojas o la picaresca en general… pero ahí parece estancarse el tema, como si se produjera un salto en el que los principales autores humorísticos que uno recuerda son extranjeros: Voltaire, Moliere, Swift, Sterne... El humor parece perder relevancia en algún momento, algo que se sabe que está ahí pero a lo que no se le suele prestar demasiada atención. O eso me parece a mí.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

das en el clavo Miguel
Jody Dito

Francisco Machuca dijo...

Miguel,el humor es lo más difícil de hacer entender.Fíjate en lo que le ocurrió a Rabelais cuando escribió su Gargantúa y Pantagruel.Creo que el humor se hizo adulto con el Quijote.Allí se cuestiona constantemente todas las cosas humanas."Parece molesta e inútil la vieja sabiduría de Cervantes que nos habla de la dificultad de saber y de la inasible verdad."Dice Milan Kundera en El arte de la novela.El humor jamás fue visto con buenos ojos por parte del poder;religión,política,etc.Una de las últimas víctimas literarias fue Salman Rushdie con sus Versos satánicos.El autor retomó la vieja sabiduría de Rabelais;lo demás,pertenece a la verguenza histórica.Kundera hace alusión de la palabra "agelasta", es decir, el que no tiene sentido del humor.Hoy el humor también está manipulado.El humor y el buen gusto han desaparecido, y las injurias han sustituido a las grandes agudezas.No recuerdo si fue Kundera u Octavio Paz quien dijo que el humor es una invención humana y,que no está aquí para siempre.Desde los tiempos de Rabelais;vitalista e irónico,que se enfrentó contra la pedantería y la represión del siglo XVI dijo:"no se puede hablar ni callar sin peligro."Rushdie lo confirmó cuatrocientos años después.
Tu post es tan bueno que suscita a todas estas reflexiones y más.

Por cierto,Miguel,gracias a tu post sobre Nocilla dreams de Agustín Fernández Mallo,he podido llegar a la lectura de Afterpop(La literatura de la implosión mediática)de Eloy Fernández Porta.Un ensayo riguroso,necesario e inteligente para mayor comprensión en unos tiempos confusos y de puntos de referencia más que dudosos.

Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Miguel, pásate si puede por Relataduras, que estamos estos días con un canon del humor.

Clarice Baricco dijo...

Me hiciste recordar a Vila-Matas, entre otros.
Pienso en los jòvenes que se inician en la lectura, quizà un poco de humor les puede atraer a seguir leyendo.
Mucho de que hablar con el tema.

Abrazos con sonrisas.


PD. Me gustò el de Millàs y ya estoy con Viertel, creo que no estarìa mal que lo adquieras.

miguel ángel zapata dijo...

Me atrevo con una aportación posmoderna y pelín boutade del humor: los tres autores contemporáneos de un humor más filoso podrían ser Borges, Kafka y Wolfgang Borchert (un metafísico escéptico y dos neuróticos no menos descreídos). Quizá la percepción de la realidad distorsionada (independientemente de estar escribiendo sobre mundos paralelos, pesadillas anticipatorias o el horror de la Europa de posguerra), distorsionada digo por la ironía, el cinismo y cierto relativismo escéptico pueda considerarse también una forma degradada y letal de humor acorde con un mundo que ha vivido ya el horror de dos guerras mundiales y centeneares de campos de exterminio, un mundo en el que reir (o sonreir) ya no puede tener, por fuerza, los valores arcaicos de la inocencia o el disfrute ingenuo. ¿Humor desde el horror? La vis cómica judía procede de ello (no en el caso de un Primo Levi, auténtico testimonio de la ruina y el holocausto a flor de piel), y la Literatura también codifica estas nuevas formas inquietantes de lo humorístico y lo cómico, nunca, por supuesto, la misma cosa.

Raúl dijo...

Como dijo alguien, y yo ya he reproducido en otro blog al respecto de una entrada con similares tintes a la tuya; escribir un libro serio de humor, parece un oxímoron.
Un saludo.

malambruno dijo...

Yo creo que el humor es imprescindible en la literatura y en las personas. Nada más temible que un agelasto. Sin humor hasta la honradez y la integridad se vuelven peligrosas.
De todas maneras no creo que este desacreditado. ¿Hay muchos escritores más valorados que Azcona o Mendoza? ¿O que Vila-Matas y Javier Marías?
Es verdad que quizás no se valore en su justa medida a escritores como Mihura, Muñoz-Seca o Fernández Flórez, pero a lo mejor más por ser de derechas que por ser humoristas.
De los charlistas sólo he leído algo de Mercedes Abad y me encantó su humor, aumque también su estilo.
Un saludo.

Rosa Silverio dijo...

Hola, Miguel.

Interesantísima entrada.

Me habría gustado estar allí.

Fíjate que yo creo que así como es difícil escribir un poema aparentemente "simple", con palabras sencillas, que fluya como el agua, que no sea rebuscado, creo que también es difícil escribir una novela de humor fino. No suelo leer muchos libros que tengan contenido humorístico, pero de vez en cuando una novela que esté salpicada por el humor del bueno no cae nada mal.

Un abrazo.

rohit dijo...

i no se conoce suficientemente el español, pero lo hice traducir su blog,
He visto tu blog, y me di cuenta de que usted tiene buenas habilidades de diseño de gráficos de tu blog es perfecto.
lo siento si he pedido que esta cuestión de nuevo
le gustaría para el intercambio de nuestro vínculo, (blog roll)
aún hoy en día im confundirse porque había recibido muchas respuestas con un montón de confusiones.
si está usted listo?. así que por favor escriba su enlace en mi comentario caja o tu respuesta.
adiós
besos
buen día
Dios te bendiga

marga sanromán dijo...

Por supuesto, señor Rohit. Es de la evidencia que eu (usease: servidora) también ha envisionado su blog de magnificus diseño gráfico. Encantada de intercambio (no fluidos, please, be caballero) information de nuestros blogs oblongos.
Y por los supuestísimos, of course:
Adiós
Besos
Buen día
Yahvé te bendiga
PD: en definitiva, se trataba de humor, ¿no?