sábado, julio 22, 2006

Una historia de violencia


Probablemente ésta sea una de las mejores películas de Cronenberg. Me importa poco que me digan que la hizo por encargo o que se vendió al comercio de Hollywood. No me creo nada. En esta película está Cronenberg. Esta película nos habla de nosotros mismos, del ser humano. Esta película nos toca el corazón. Me dejé llevar por ella desde el primer momento, zarandeado sin descanso, atónito ante la potencia de las imágenes y la fuerza de la historia.
A veces, nos dice Cronenberg, la violencia es el único modo de solucionar ciertas situaciones. Por mucho que queramos llevar una vida civilizada, todos escondemos un lado oscuro, animal, donde se encuentran la violencia y el sexo. La violencia y el sexo están muy cercanos en nuestra naturaleza y, de hecho, es en el momento en que se descubre el lado violento del protagonista cuando tiene lugar una de las escenas de sexo cumbres de la película, la que tiene lugar en plena escalera de la casa.

Tom Stall (Viggo Mortensen) es un feliz y dialogante padre de familia. Su familia es la encarnación típica de la felicidad, con una atractiva esposa llamada Edie (María Bello), y dos hijos, Jack (Ashton Holmes) y Sarah (Heidi Hayes). Sus relaciones son buenas. Edie es abogada y Tom es el dueño de una pequeña cafetería. Sin embargo, todo cambia el día en que dos desalmados asesinos (Stephen McHattie y Grez Bryk), que ya nos han sido presentados en la escena inicial del film, rodada de un modo magistral, sin aspavientos ni contrapicados, y en la que se ha dejado claro el grado de brutalidad que pueden alcanzar, entran en la cafetería y amenazan a todos los presentes. Tom reacciona como un arma letal y acaba con los dos delincuentes en una escena impactante, donde los tiros resuenan como cañonazos y en la que no se escamotea un breve plano de la cara reventada de uno de ellos mientras se está ahogando en su propia sangre. Este suceso hace que Tom sea considerado un héroe y que se interesen por él en los noticiarios de la televisión.

En este punto, nos encontramos también con que Jack, el hijo adolescente, que ha estado rehuyendo las provocaciones de un chulo de su instituto, no tiene más remedio que pelear para solucionar el problema.
—En esta familia no solucionamos las cosas con la violencia —le dirá luego su padre.
A lo que Jack responde:
—No, nosotros los solucionamos a tiros.

Entonces aparece un personaje inquietante, Carl Fogarty (Ed Harris), un hombre con una impresionante cicatriz en la cara, con un ojo blanco, que le dice a Tom que lo ha reconocido al verlo en la televisión y lo acusa de ser Joey Cusack, un sanguinario mafioso. Entonces todo empezará a tambalearse: la vida familiar, los principios sobre los que se asienta, las convicciones, los principios, el idílico paisaje se transforma en un lugar árido que hay que atravesar pese a que, al hacerlo, uno pueda resultar herido.

Las escenas de violencia son rotundas, impactantes, eficaces, pero por encima de todo, ésta es una película que se sustenta en un impecable trabajo actoral. Todos los que participan en el film están magistrales: Viggo Mortensen demostrando su profesionalidad al componer a un personaje complejo y creíble, Ed Harris, que consigue sobrecoger al espectador con su sola presencia, María Bello, que deja claro que está dispuesta a convertirse en un nombre imprescindible del actual cine americano o William Hurt, que compone una personalidad fría y maquiavélica sin gestos histriónicos ni muecas exageradas.
Y la escena final... es sublime. Un cierre que te eriza el cabello, sustentado en gestos y miradas. Antológico.

A Cronenberg siempre le ha interesado la naturaleza humana, y lo que aquí explora forma parte de todos nosotros en general. La violencia forma parte de nuestra naturaleza. Y lo que nos dice es que a veces es necesaria e ineludible. Claro que uno puede estar de acuerdo o no con esta idea.

21 comentarios:

Zuriñe Vázquez dijo...

Hola, gracias por tu visita, estoy entusiasmada, soís un grupo del mismo barrio que me estais leyendo...Yo también escribí una reseña sobre esta "excelente" película en mi blog general y ahora lo voy a pasar a el Rincón que es una de cine que tengo donde escribe mucha gente, y donde me gustaria llevarte con otra reseña de cine, ¿Te apetece la idea?
Aquí esta mi texto:

http://zuria.blogspot.com/2005/11/la-llamada-de-pasado.html

Saludos y nos leemos

solodelibros dijo...

Leí en su momento varias críticas acerca de la película y me llamaron mucho la atención. Ahora que ya ha salido en DVD la alquilaré para poder formarme una opinión. De todos modos, espero mucho del trabajo de Cronenberg, y mucho más con semejante plantel de actores.

Miguel Sanfeliu dijo...

Zuriñe, bienvenida.
Sí, puede decirse que empezamos a formar una especie de barrio :)
Espero que te mudes aquí, el vecindario es de lo mejor.

Acabo de leer tu reseña sobre esta película y me alegra ver que también a ti te gustó.
Tu propuesta me ha gustado mucho. Me apetece la idea.

Solodelibros, creo que no te defraudará.
Eso sí, espero tu opinión cuando la hayas visto.

Un saludo.

Rosa Silverio dijo...

Qué curioso, Kafkaprocesado, ayer estuve pensando muchísimo sobre el tema del que trata esta película.

No la he visto pero estoy segura de que la veré porque además disfruto mucho las actuaciones de Ed Harris, pese a que todavía no ha dado con EL PAPEL.

Cariños,

Ro

Clarice Baricco dijo...

Cronenberg me gusta. No te parece mejor "Crash"?
(También me gusta David Lynch.

Esta película también me causó efectos.

Ahh el cine...me gusta, me gusta.

Beso cinéfilo

Alicia Liddell dijo...

La película es impecable. Y con Ed Harris y William Hurt, ¿qué más puedo pedir?

Miguel Sanfeliu dijo...

Rosa, coincidencias austerianas. Es lo que tiene andar entre blogs donde se habla de literatura, cine, historias, personajes...
Creo que sí te gustará.

Clarice, creo que son dos películas muy diferentes. "Crash" es un peliculón que merecerá un próximo post (en cuanto tenga tiempo). Para mí, "Crash" entraría en el campo de las películas con historias cruzadas, como "Grand Canyon", "Magnolia" (otra maravilla), o "Short cuts", por ejemplo. Y ya digo, es una película importante, incomparable.

Alicia, no se puede pedir más, en efecto.

Saludos.

Alicia Liddell dijo...

Creo que Clarice se refiere al primer "Crash" (es que hay dos pelis tituladas igual) y ese primer "Crash" es de Cronenberg. Una pandilla de lunáticos cuya obsesión es estrellarse con sus coches a toda velocidad y que presumen de las más bestiales cicatrices.

Miguel Sanfeliu dijo...

Ah, es que no he dormido la siesta. Tienes razón. Últimamente he comentado con varias personas el último "Crash" y se me ha ido el santo al cielo. En fin.
El "Crash" de Cronenberg me parece una película más compleja, más extraña, onírica casi... Sí, supongo que debo admitir que me gustó más "Crash", pero no me gustó más "eXistenZ", por ejemplo.
Bueno, espero haber arreglado el lapsus. Gracias por el aviso Alicia.

Alvy Singer dijo...

Cronenberg para mi ha hecho una cinta cien por suya y maravillosa. No sólo introduce con sabiduría el esquema cerrado de Blue Velvet y Retorno al Pasado sino que el retrato de la violencia y las hipocresías en torno a ella, su naturaleza misma, y demas me parece magnífico.

Portnoy dijo...

No desprecio al Cronenberg de Una historia de violencia, pero prefiero al de la "nueva carne", al Cronenberg orgánico, y muy especialmente al Cronenberg de Spider, su anterior y injustamente desapercibida película.

De todas formas Una historia de violencia es remarcable por muchos aspectos:

Una historia de violencia

Cronenberg contra Hollywood

Perdonad por la autopublicidad.

anilibis dijo...

Yo ví esta película hace poco y también quedé muy gratamente sorprendida. Sobre todo porque el final es anti-Hollywood (y no digo nada porque no quiero estropearle la experiencia a nadie que no la haya visto aún).

Francisco Ortiz dijo...

Amigos cinéfilos: ¿no tiene mucho que ver esta película con esa obra maestra que es "Terciopelo azul"?, o sea, secretos y violencia.

JAB dijo...

A mí me encantó. Y, aunque hacia la mitad de aparta del argumento del cómic, incluso lo supera. Muy recomendable, sí.

Miguel Sanfeliu dijo...

Alvy, totalmente de acuerdo contigo.

Portnoy, son interesante tus enlaces. Tocas el tema de la fascinación que ejerce la violencia sobre el espectador. La curiosidad insana hacia lo extraño y lo prohibido...
Y haces bien en reivindicar "Spider". Yo tengo que volver a verla. La primera vez que la vi no acabé de dejarme arrastrar por el "tempo" lento de la historia.

Anilibis, me alegra que también te gustase esta película.

Francisco Ortiz, sería interesante una comparación detallada entre las obsesiones de Cronenberg y las de Lynch, así como entre sus respectivas formas de contar historias.

Jab, gracias por tu visita. Lo cierto es que no he leído el cómic y, después de lo que dices, ya no creo que lo lea.

Un saludo a todos,
K.

Clarice Baricco dijo...

En mi saudade dominical, vengo de nuevo a tu estancia...

traje cafecito...

Ayer me fuí a comprar nueva ropa de letras y no encontré La maleta...pero compré varios de consolación.

Siento a Cronenberg algo "científico" en su cine, y a Lynch "onírico".

pero lo digo con timidez, porque no soy experta en cine....simplemente soy una apasionada.

Abrazote lluvioso

Miguel Sanfeliu dijo...

Clarice, pues no lo digas con timidez que es una muy acertada observación.
Y gracias por la lluvia, porque aquí nos estamos asando, como suena.
Un saludo.

sfer dijo...

Tengo "Una historia de violencia" pendiente de pasarme un día por el videoclub y encontrar alguna copia disponible.
Mientras tanto, este fin de semana he estado viendo otra reflexión sobre la violencia y su necesidad o lo inevitable de aplicarla... aunque en este caso con un final bastante moralizador y poco creíble: "Training Day" (la recordaréis quizá porque Denzel Washington se llevó el Oscar al mejor actor por su interpretación el mismo año que también se lo llevó Halle Berry por Monster's Ball; el año de los afroamericanos, vamos).
Seguiré echando un vistazo por el videoclub hasta que caiga...

Miguel Sanfeliu dijo...

Sfer, no te pierdas "Una historia de violencia". Creo que te gustará.
"Training Day" recuerdo que tiene algunas escenas muy impactantes, sim embargo, había algo en ella que no me terminaba de convencer.
Un saludo.

Mónica dijo...

Ciao,

Tomo nota. Llegué hasta estos lares a través de ¿? ni lo recuerdo, entre el calor y el calor...
Con tu permiso me quedaré un ratito más.

Un saludo,

Mónica

rain dijo...

Un post que le hace justicia a este notable realizador: su filmografía es de las que te cambian el ser, o lo alteran, porque toca lo metafísico y a la vez perfila un existencialismo extraño, con una violencia siempre latente.

La película que comentas, precisamente aún no la he visto. Tu post confirma su valía. Tampoco he visto Spider, así que entre las pendientes, ya tengo las prioritarias y sonrío por ello.

Grax Kafka procesado.