miércoles, diciembre 16, 2009

Muy fashion

En "El Heraldo del Henares" se publicó un relato mío, en la sección de cuentos que coordina Carolina Molina.
Pueden leerlo aquí.
Y la nómina de autores seguirá creciendo.
Pueden seguir el índice aquí.

8 comentarios:

Raúl dijo...

¡Fantástico!

Ruth dijo...

¡Estás en el escaparate de una librería! Eso sí que es primera línea de playa.
¡Felicidades!

Angeles dijo...

Felicidades por ese cuento, Miguel. En el Heraldo sólo pretendemos crear y compartir nuestra afición y vocación por el género breve, sin más, sin todo ese rollo de concursos, antología y competitividad que tanto perjudica a los autores. Y atención a los autores que vendrán, como avistar a un Olgoso sorprendente, disfrutar de la calidez de Care, descubrir a Luis Borrás, a José Cruz Cabrerizo, esos que tan bien suelen escribir pero mediante reseñas y para otros, pero son muy buenos, o a la menda, que intentará demostrar porqué Daniel Moyano fue su maestro. Que disfrutéis y disfrutemos, de eso se trata.

Miguel Sanfeliu dijo...

Raúl, gracias. Me alegra que te haya gustado. Me llega hondo tu exclamación.
Eres un excelente narrador y lo demuestras sobradamente en tu blog.

Ruth, sí, gracias, la verdad es que provoca una sensación un poco extraña verse ahí.

Ángeles, tan sólo puedo estar agradecido al Heraldo, a ti y a Carolina por permitirme aparecer entre tanto buen escritor. Es todo un lujo.

Un abrazo y gracias por los comentarios.

JOSE ROMERO dijo...

recibe mis mejores deseos para que esta Nochebuena sea de paz y armonía familiar y que el año próximo sea sobre todo de salud y éxitos profesionales, que talento tienes. Un abrazo

Clarice Baricco dijo...

¡Qué bonita foto!
Me gustó el relato. Me divertí. Felicidades por la publicación.

Abrazos.

Elèna Casero dijo...

Felicidades. El relato me ha gustado mucho. Sabes crear el ambiente perfecto para la narración.

Me gusta ver tu libro en un escaparate.

Un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Estupendo relato, hecho desde la imaginación y la ironía y con un lenguaje muy adecuado. Todo un acierto de un escritor cada vez más de primera.