domingo, noviembre 30, 2008

Algunas notas

Las cosas se mueven deprisa en el mundo literario. Se observa gran actividad y, últimamente, se han producido diversos acontecimientos que merece la pena repasar.

En estas fechas tiene lugar la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), una de las más importantes de cuantas se celebran en el mundo. En esta ocasión se va a homenajear la figura del escritor Carlos Fuentes. De momento, ha arrancado concediendo el Premio FIL de Literatura 2008, dotado con 150.000 dólares y que otorga la Asociación Civil del Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, a Antonio Lobo Antunes.

El Premio Nacional de las Letras, dotado con 40.000 euros, ha sido para el escritor Juan Goytisolo quien, según el artículo aparecido en ABC, declaró: “Es una noticia, ni buena ni mala, sólo una noticia. A mi edad, ningún premio hace ilusión. Me lo han dado y punto. Igual me sentiría si hubiese sido el premio Cervantes. No soy grosero, ni tampoco quiero ser descortés, pero no me produce ninguna emoción recibir un premio. Acabo de llegar de México, y lo que realmente me apetecía en estos momentos era dormir un par de horas y darme un buen baño”. Juan Goytisolo es autor de una extensa obra entre la que se encuentran “Señas de identidad”, “Duelo en el paraíso”, “Makbara” o “Paisajes después de la batalla”, entre otros.

El Premio Cervantes, dotado con 125.000 euros, ha sido este año para el escritor Juan Marsé, lo cual ha caído muy bien al mundo literario en general, ya que Marsé es, sin discusión, uno de los autores más importantes de nuestras letras. Se mantiene la alternancia entre un autor hispanoamericano y uno español, ya que el año pasado lo obtuvo Juan Gelman. Entre los candidatos de este año figuraban Nicanor Parra, Bryce Echenique, Mario Benedetti, Ana María Matute, Caballero Bonald, Francisco Nieva y Javier Marías, entre otros. En esta edición se ha cambiado la composición del jurado, dándosele mayor relevancia a gente de las letras en detrimento de aquellos relacionados con instituciones públicas. Juan Marsé, autor de títulos ya clásicos como “Últimas tardes con Teresa”, “Encerrados con un solo juguete”, “Si te dicen que caí”, “Ronda del Guinardó”, “El embrujo de Shanghai” o “Rabos de lagartija”, se mostró ilusionado por el galardón, aunque puntualizó que la literatura no tiene nada que ver con los premios.

No deja de resultar curioso que Juan Marsé y Juan Goytisolo sean los dos únicos escritores españoles que hayan recibido el Premio FIL de Literatura, según compruebo en la lista que aparece en la página de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Otros premios que se han concedido recientemente son los siguientes:

El premio Herralde de novela 2008 recayó en su última edición en el mexicano Daniel Sada, por su obra “Casi nunca”. Y el finalista fue Iván Thays con “Un lugar llamado Oreja de Perro”. Thays es el autor de uno de los mejores blogs literarios de la red: “Moleskine”. Ayer fui a comprar su libro. No lo encontraba, pregunté por él y un dependiente fue a la sección de narrativa extranjera y me entregó uno de los tres ejemplares que allí había. Le hice notar que el autor era peruano y que debería estar en la sección de narrativa española y latinoamericana. Dijo que alguien se habría equivocado y se marchó sin cambiar los libros de sitio.

El premio internacional de novela “Luis Berenguer”, concedido por el Ayuntamiento de Cádiz ha sido para el escritor Javier Puebla por su novela “La hija de la cucaracha”. Javier Puebla se dio a conocer en 2004 al quedar finalista del premio Nadal con su novela “Sonríe Delgado”.

El Premio de Narrativa Antonin Artaud ha sido para el libro “Pétalos y otras historias incómodas”, de Guadalupe Nettel, un libro de relatos que leí hace unos meses y que me pareció muy interesante.

El premio de Narrativa “Dulce Chacón” ha sido para “Crematorio”, de Rafael Chirbes.

Y dos premios de poesía: el Premio internacional de poesía Claudio Rodríguez ha recaído en Ángel Petisme, por su poemario “Cinta transportadora”. Y Cristina Peri Rossi ganó el Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe.



Por otra parte, y cambiando de tema, el viernes hubo en Madrid dos actos de los que me quiero hacer eco.

En la librería “El bandido doblemente armado” se presentó la colección “Vagamundos”, de la editorial Traspiés, una colección de libros ilustrados. Los dos primeros títulos publicados son: “Donde sueñan los tigres”, de Ana Ayuso, y “Una humilde propuesta”, de Jonathan Swift, ilustrados por Juan Gonzalo Lerma y Sergei Furst respectivamente.

Y en el Bukowski Club se presentó el último libro de Carlos Salem, una recopilación de relatos que lleva por título “Yo también puedo escribir una jodida historia de amor”. La primera novela de Carlos Salem, “Camino de ida” fue distinguida en la Semana Negra de Gijón como la mejor primera novela negra publicada en español este año.

Termino aquí este breve repaso a algunos de los acontecimientos literarios de los últimos días.

5 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Me interesa leer la novela ganadora de Sada.
En este año leí tres libros de Peri Rossi y me gustó muchísimo la escritora.
Me sorprendió la declaración de Goytisolo.
Muchas lecturas de tarea sobre todo por los autores que no conozco.
Un buen resumen y recordotario nos aportas.

Abrazos.

Miguel Ángel Zapata dijo...

Hola, Miguel. Celebro haberte visto de nuevo y departir, cerveza de por medio, sobre proyectos, editoriales afines y traspiés varios. Un abrazo.

Mónica dijo...

Gracias Miguel por tan sustanciosa y buena recopilación de noticias varias y variadas.
Me alegré de lo de Marsé, más cuando supe la cantidad de gente de gran valía que hubo en el jurado, esperemos que otros sigan el ejemplo.

Un abrazo desde la tierra del cierzo, más helador que nunca.

Te saldrá mi otra cuenta pero estoy desde otro portatil, llevo tal lío con la novela que cambio de portatil, libreta y papeles como de calcetines...

Mónica

Sergi Bellver dijo...

A ver si salgo pronto de mi pseudoreclusión y nos encontramos de nuevo en alguno de esos saraos.

Sólo dos apostillas a tu repaso noticiero (¿breve?, lo que se dice breve... ¡si no te has dejado uno!):

lo de Marsé me parece razonable, aunque confieso que no es autor de cabecera para mí, sin embargo, Chirbes y Goytisolo sí cuentan con mi admiración sin fisuras, por lo que me parece estupendo el reconocimiento.

Aún así, también creo que (con todo lo que respeto y admiro a Goytisolo), si uno está de vuelta de premios y prendas, y lo dice sin tapujos, entonces cierta clase de premios deberían ser honoríficos y sin dotación económica, o que esta fuera a parar a algún proyecto literario, alguna beca o proyecto cultural para noveles, etc.

A los premiados que les resbalan los premios igual no les viene de 40.000 euros. Pero otros, con eso, montamos una editorial, ya ves...

Abrazos, Miguel.

Rosa Silverio dijo...

Te agradezco muchísimo esta entrada porque me pones al tanto de los acontecimientos literarios más relevantes.

Me interesa leer sobre todo el poemario de Cristina Peri Rossi que suena prometedor.

Qué bueno que le dieran el premio a Marsé.