viernes, septiembre 07, 2007

De libros

Bajo el titulo “de libros” comentaré qué me llama la atención en mis paseos por las librerías. Puedo pasar muchas horas curioseando entre los estantes, descubriendo las novedades… Y saco un pequeño papel, doblado y vuelto a doblar, y apunto títulos y autores con la intención de ver qué se dice de ellos en los suplementos, buscar a los autores en internet o, simplemente, ir comprándolos poco a poco.

Septiembre es un mes de novedades y ya van saliendo títulos muy jugosos.

Por ejemplo, Anagrama acaba de sacar el último libro de relatos de Enrique Vila-Matas, que se titula “Exploradores del abismo”. El titulo me parece excepcional. Para mí, cada nuevo libro de Vila-Matas es un acontecimiento digno de ser reseñado.
En la entrevista que publica la revista “Qué Leer”, Vila Matas cuenta que el primer relato que escribió de los incluidos en el libro narra la insólita propuesta que le hizo la artista francesa Sophie Calle: “Me ofreció la posibilidad de escribir una historia que ella misma trasladaría a la realidad, ya que se sentía bloqueada. Es decir, que actuaría al dictado de lo que yo escribiera, siempre sin matar a nadie”. Es decir, una nueva vuelta de tuerca al juego que siempre lleva a cabo este autor entre la realidad y la ficción.

También encuentro otro libro que llama mi atención inmediatamente. Se trata de “Pura anarquía”, de Woody Allen, editado por Tusquets. Su último libro hasta el momento era “Perfiles”, cuya primera edición en España es de 1980. Hace unos años, Tusquets reunió los tres libros de cuentos del autor que existían hasta entonces (“Cómo acabar de una vez por todas con la cultura”, “Sin plumas” y “Perfiles”) en un solo volumen titulado “Cuentos sin plumas”. Los libros de Woody Allen son ingeniosos, están llenos de inteligencia y de sentido del humor, de frases chocantes, de despropósitos que se van acumulando de forma caótica. Los tres libros de Allen son, probablemente, los más desgastados de mi biblioteca.
Hasta tal punto llega mi vinculación con este hombre que, de hecho, tuve que comentar uno de sus textos en el examen de selectividad. Se trataba del titulado “A media voz… muy bajito”, incluido en “Sin plumas”, en el que ridiculiza como sólo él sabe hacerlo la teoría de que las obras de Shakespeare son en realidad obra de Christopher Marlowe. Una de las primeras cosas que se pregunta es que si Marlowe escribió las obras de Shakespeare, ¿quién escribió las de Marlowe? Bueno, fue algo muy extraño escuchar cómo todo el mundo procuraba reírse bajito en pleno examen.

Por último, en esta primera entrega, quiero decir que también encontré el libro de Antonia Romero, “Peso cero”, una novela sobre la anorexia que ya tengo en mi poder.


Ah, y como esto es un circulo vicioso que se retroalimenta, pues resulta que encuentro en la página de la editorial Anagrama que están a punto de salir libros de Paul Auster, Bill Buford, Belén Gopegui, Ricardo Piglia, W. G. Sebald, Sergi Pámies… Uf.
Y también el último libro de Don DeLillo, en Seix Barral.

9 comentarios:

Apostillas literarias dijo...

Miguel, a mi me sucede cuando voy de librerías que compro un libro y después de un par de meses lo vuelvo a comprar y luego tengo que regresar a cambiarlo. Esto me sucede porque no apunto los títulos como tu lo haces, excelente medida; y dos, porque compro cinco o seis y los pongo en la parte de mi librero de 'nuevos' y los voy leyendo, pero cuando voy a la librería se me olvida si ya compré determinado título o no. Un lío, pero quiero que no se repita.

Las novedades están buenísimas.

M dijo...

Yo ando un poco indignado con mr Allen. Hoy he recalado por casualidad en uno de los relatos de Pura Anarquía, publicado como adelanto en el suplemento El cultural, y era deleznable como poco. Farragoso, sin chispa, incluso, aún como disparate, no sé por qué he notado su humor "racionalizado", descafeinado en intento de hilarlo todo racionalmente.
Y digo indignado porque los tres libros de relatos de Allen, al igual que te pasa a ti, son de los más manoseados, gastados y doblados de cuantos tengo. Me da mucho miedo esta anarquía, puede que estemos ante algo "anárquicamente" complaciente. Miedito, miedito.

Ruth dijo...

Cada vez que me paso por aquí, me entran unas ganas terribles de salir a comprar libros, por más que no haga más que repetirme que aún tengo media docena sin leer en la sección "nuevos" de mi biblioteca y una bolsa a reventar de libros que me ha prestado una amiga.
¿Tú no tendrás algún acuerdo con una cadena de librerías? Sospechoso, muy sospechoso... ;-)

Clarice Baricco dijo...

Apuntadas tus recomendaciones. Confío en ti.
Espero que no tarde en llegar por acá, el libro de Antonia.
A mi me encanta W. Allen pero nunca he leído sus libros. Los buscaré.
Ya viene la FIL en Xalapa y me voy a enloquecer con tantas editoriales que traerán.

Buenos paseos compartes.

Abrazos

Antonia Romero dijo...

Me has matao de gusto, Miguel.

Un besazo enorme
MUAAAC!

Cerillo dijo...

ya solo puedo leer autores que no aprietan con lectura rápida entre los que incluyo Vila-Matas

Rosa Silverio dijo...

Wao, Miguel, se nota que lees mucho. Yo leo, pero no dispongo de muchísimo tiempo y eso me mata.

Las novedades están interesantes, en especial el libro de Vilas Matas. Me atrae la novela de Antonio, por la temática y por lo que he leído de ella en su blog, de seguro debe ser muy interesante.

Yo no hago listas cuando compro, pero el otro día descubrí que tengo dos ejemplares de dos libros y todavía me estoy preguntando si fue que lo compré dos veces o cómo llegaron aquí.

Un abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Ay, Magda, que a mí también me ha pasado eso de comprarme un libro repetido. Y me da mucha rabia. Me ha pasado, eso sí, con "saldos".

M, es lógico el miedo que sientes y tienes razón en lo que dices. También es cierto que muy difícilmente podrá igualar a sus titulos precedentes, no sólo porque él ya no es el mismo, sino también porque nosotros ya no somos los mismos. Pero seguro que me compro este libro, pese a todo.

Ruth, creo que comprar libros es una buena ocupación, pero no tengo ningún acuerdo con ninguna librería, aunque estoy abierto a posibles ofertas. ;)

Clarice, espero que nos cuentes todo lo que veas en la FIL. Y si nunca has leído ningún libro de Woody Allen, yo te aconsejaría que empezaras por los primeros.

Antonia, para esto ha de servir internet, para anunciar novedades que no se ven en otros medios. Te deseo mucha suerte y ya contaré mi impresión cuando lo lea.

Cerillo, Vila-Matas es un autor de referencia.

Rosa, no ando yo sobrado de tiempo tampoco, quisiera leer más, pero me resulta muy difícil atender a todo. Y las lecturas se me amontonan irremediablemente. Lo cual me suele crear bastante agobio.

Saludos y gracias por los comentarios.

Anacleto dijo...

Hola. Yo soy de los que piensan que Vila-Matas se repite mucho. Sus últimas novelas son idénticas, un escritor que escribe que quiere dejar de hacerlo y para ello realiza un viaje lejano. A escritores más comerciales se les achaca que repitan la formula y que no innoven. Creo que Vila-Matas dejó de innovar hace tiempo y se estancó. Parece que con estos relatos ha intentado cambiar. Espero que así sea.