sábado, noviembre 11, 2006

Tiempo de valientes


Los artistas argentinos demuestran que saben compensar las dificultades a base de ingenio. De hecho, traen los enfoques más frescos e innovadores en muchos terrenos, como la publicidad, el humor gráfico y el cine, que llega a nuestras pantallas con fuerza.
La premisa sobre la que se basa la trama de "Tiempo de valientes" es de lo más imaginativa. Un duro policía, Alfredo Díaz (Luis Luque), encargado de una investigación de suma importancia, sufre una crisis depresiva al descubrir que su mujer le engaña con otro hombre. Ante esto, su superior decide disponer de los servicios de un psicólogo, Mariano Silverstein (Diego Peretti), quien se ha comprometido ante el juez a realizar tareas comunitarias para eludir una condena por una infracción de tráfico, para que lo acompañe y lo atienda en todo momento. Así nos encontramos con una vuelta de tuerca a la típica situación de pareja cómica. Imaginen. Los sucesos más extravagantes y embarazosos, la comedia al más puro estilo clásico, el humor inteligente e infalible de un buen guión y de acciones disparatadas. Hasta percibimos ecos de la comedia muda de Harold Lloyd. Todo sostenido por unos actores que realizan una interpretación eficaz, ajustada a sus personajes. Además, la trama policíaca tiene su interés, está bien urdida y alcanza una tensión propia de cualquier thriller al uso.

En esta historia de policías, de hombres duros, en esta trama urbana, no nos encontramos con la típica escena de bar, pese a que la situación se preste a ello. Tampoco hay chistes gruesos, escatológicos o sexuales. Se trata de una comedia de situación, que denuncia con distancia una corrupción policial que parece bastante generalizada. "No tengas insatisfecho a alguien que lleva un arma", dice el policía. Pues claro. Diálogos cargados de ironía. Y vamos sumergiéndonos en esa realidad de la mano de Silverstein, un psicólogo que se asombra por todo, que quiere ayudar a las personas, que tiene una ingenua fe en el ser humano y que, a la hora de tomar partido, se involucra de lleno para ayudar a quien ya es su amigo.

La relación de la pareja protagonista evoluciona de la manera más inesperada, llegando a intercambiar incluso los roles de policía y psicólogo en más de una ocasión. Impagable el momento en que el policía sufre una crisis de ansiedad, durante un interrogatorio, y se ausenta dejando al psicólogo a solas con el interrogado. Juegos de miradas y gestos. Un film muy recomendable.
Se trata de la primera película de Damián Szifron, un nombre al que habrá que seguirle la pista.

10 comentarios:

Laura Diaz dijo...

Efectivamente, es una película excelente, con la que uno pasa el tiempo sin darse cuenta hasta que deja el cine, de lo buena que es. Los actores son notables.

Daniel Peretti tiene una larga experiencia cinematográfica (No sos voy, soy yo, es muy recomendable), pero también de muy buenas series de televisión. La más recordada en el Río de la Plata es Los simuladores. Yo, que jamás veo televisión,no me perdía ninguno de los capítulos unitarios.

Peretti, además, es psiquiatra de profesión. Así es Sudamerica.

Un saludo!

pazzos dijo...

Esperemos que las telenovelas sudamericanas traigan de la mano esa serie de Los simuladores de la que habla laura diaz. La película es muy divertida aunque un pocon atropellada al final. Personalmente me gustó bastante más No sos vos, soy yo; pero ambas son buenas opciones para disfrutar de humor ingenioso. ¡Qué buen cien "italiano" se hace en Argentina"

pazzos dijo...

glups, "cien italiano", quise decir "cine italiano"

Clarice Baricco dijo...

No la he visto.
La buscaré.

Abrazo cinéfilo...

Apostillas literarias dijo...

No la he visto, Miguel, pero el tema de detectives o policías que investigan, es siempre atractivo, y mucho más cuando hay humor, esto hace la película más divertida dentro de su tema.

Ahora que entre de vacaciones me pondré a ver una serie de peliculas que desde hace tiempo tengo en lista.

Magda

Alvy Singer dijo...

¡Qué película tan maja! Es muy divertida y la verdad se ve con una sonrisa inevitable.

mart dijo...

Siendo una película argentina,imagino que no podía faltar esa confrontación psicológica entre,y valga la redundancia,un psicólogo y un policía,La fina ironía argentina,puesta al servicio de esta "sit com",sin duda tiene que dar como resultado una comedia peculiar,como muy bien señalas Miguel.Un abrazo amigo

anilibis dijo...

Yo tampoco la he visto...

Gracias por tu recomendación.

Francisco Ortiz dijo...

La tenía aparcada, pero la desaparco fiándome de tu buen criterio.

Miguel Sanfeliu dijo...

Laura, aún no he visto "No sos vos, soy yo" y me apetece mucho. Es un actor entrañable Daniel Peretti.

Pazzos, en España están emitiendo una serie llamada "Los simuladores", en canal Cuatro, los domingos. Quizá es la que comenta Laura.

Clarice, te gustará seguro.

Magda, es una comedia muy simpática.

Alvy, es cierto.

Mart, me alegra saber de ti. Espero que todo te vaya bien. Esta pelicula ha salido en DVD y es una buena opción para pasar un rato distendido frente al televisor.

Anilibis, lo mismo te digo.

Francisco, te animo a que la desaparques y me cuentes qué te ha parecido. Yo ya tengo localizada "Remake" y espero verla este fin de semana. Ya te diré.

Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios.