lunes, octubre 15, 2007

HFS – Guadalupe Nettel, Santiago Roncagliolo y Juan Gabriel Vásquez

Estuvieron estos autores moderados por Mercedes Monmany. Hablaron sobre literatura, sobre el grupo Bogotá 39, sobre las coincidencias entre escritores latinoamericanos de distintos países.
Guadalupe Nettel destacó la importancia de Internet, de los blogs, de la globalización, para que poco a poco se vayan conociendo más los escritores de diferentes lugares. Juan Gabriel Vásquez dijo que, en su opinión, la tradición literaria no tenía por qué ser algo territorial. En su caso reconocía la influencia de autores europeos, por ejemplo. Y Santiago Roncagliolo dijo, con el humor que le caracteriza, que ya no sabe qué es un latinoamericano. Hay latinos escribiendo en inglés. Se ha producido una indefinición de las miradas. Y esto es algo general, pues muchos escritores ingleses aportan miradas que surgen de la mezcla, como el caso de Hanif Kureishi.

Juan Gabriel dijo que los latinoamericanos no se leen entre ellos. Destacó la importancia que tuvo en su momento un editor como Barral que, mediante la colección “Biblioteca breve” fue quien puso en contacto a Donoso, a Vargas Llosa, a García Márquez. Ahora se hace necesario otro agente exterior, y precisamente eso es lo más positivo de “Bogotá 39”, que les da la oportunidad de conocerse. A modo de broma, dijo que en Bogotá 39, el país más representado ha sido España, ya que la cuarta parte de los escritores escogidos residen aquí.
Guadalupe Nettel intervino afirmando que el tiempo actual no está para grupos. En su caso, se sentía más vinculada a Murakami que a Ángeles Mastretta, pese a que ésta última fuera compatriota de ella.
Roncagliolo, intentando buscar un punto de unión, dijo que quizá éste residiera en la fe en transgredir los límites de la realidad y también los de la ficción. Todo es posible en una época moralmente ambigua en la que ya no podemos juzgar con certezas.
En este sentido Vásquez dijo que lo que define al novelista es, precisamente, esa falta de certidumbre. Las buenas novelas no dan respuestas sino que son un reflejo de lo complicado que es el mundo. El escritor, al escribir, lleva a cabo un acto de averiguación. Y terminó diciendo que él escribe sobre las cosas que le hacen dudar, lo cual me pareció un apunte muy interesante.

La charla trascurrió en un tono distendido. Mencionaron otros géneros, aparte de la novela, y mientras Guadalupe Nettel hablaba de aforismos, filosofía y poesía, Roncagliolo contaba que él había hecho de todo, incluso había escrito telenovelas, teatro, musicales, libros para niños… y estaba a punto de salir una crónica sobre Abimael Guzmán. Vásquez, por su parte, destacó la biografía y, a raíz de una novela suya que gira en torno a la escritura de una biografía de Conrad, planteó la tendencia actual a la mezcla de géneros. Un historiador tiene que ceñirse más a la realidad, mientras que el escritor se mueve más en el terreno de lo que es posible.
Por último, sobre los actos paralelos al proceso de escribir, como las promociones, presentaciones, charlas, etc. Tanto Vásquez como Nettel coincidieron en confesar que les incomoda. Nettel especificó que lo pasa muy mal, que ella prefiere la soledad. En cambio, Santiago Roncagliolo, admitió con una sonrisa que a él le encantan esos actos y que se lo pasa en grande.

5 comentarios:

La Caja de Pandora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa Silverio dijo...

1 comentario - Mostrar entrada original

La Caja de Pandora dijo...
Hola, Miguel.
Qué interesante lo que nos cuentas y seguir de cerca el festival a través de tu mirada.

Creo que yo soy como Vásquez y Nettel, no me gustan las actividades paralelas de promoción, cada vez me agradan menos, aunque reconozco que son necesarias.

A mí me pasa algo últimamente y es que huyo de los recitales poéticos como si fuera del mismísimo demonio que estuviera escapando. Cada día siento más que lo que más disfruto y me importa es escribir en soledad mi poesía y que mis textos han sido escritos para ser leídos por mis lectores y no para que yo los aburra con mi lectura.

Por cierto, de todos los escritores que conociste, ¿hubo alguno con el que te identificaras más, con el que te sintieras más en sintonía?

A ver también cuando nos regalas un relato tuyo. Ya hacen falta.

Abrazos.

rosa silverio dijo...

PD Bueno, la idea era dejártelo de parte de Ro, pero me salió la cajita hasta en la sopa.:(

Clarice Baricco dijo...

Me declaro ignorante y apenada, al leer tu texto me acabo de enterar de Nettel que es mexicana. No la había escuchado. Buscaré leerla.
Fueron charlas polémicas e interesantes las que nos cuentas.
Gracias Miguel.

Abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Rosa, yo también soy más bien tímido, pero mucho peor que Vásquez y Nettel, que estuvieron muy bien. Y, desde luego, mucho peor que tú, que te desenvuelves como pez en el agua. Yo, en este sentido, me identifico con las cosas que dice Vila-Matas, que estuvo el año pasado en el festival. Tiene un texto sobre el miedo a hablar en público que es genial.
Y gracias por esperar mis relatos.

Clarice, Nettel tiene un libro publicado en Anagrama que se titula "El huesped". Yo lo compré allí pero todavía no lo he leído. Y la polémica no fue grande, el tono fue siempre distendido y lleno de humor. Y el asunto de las influencias, creo que es cierto que podemos sentirnos más identificados con un autor del otro lado del mundo que con un compatriota. A mí me pasa.

Gracias por los comentarios. Un abrazo.