viernes, octubre 26, 2007

HFS - Gala del libro favorito

El año pasado ya hubo un acto muy similar, en el que un grupo de autores hablaron de sus lecturas favoritas, así que parece que nos encontramos ante lo que podría ser una sección fija.

Sobre el escenario están Rodrigo Fresán, Alan Pauls, Daniel Alarcón, Antonio Orejudo, Hisham Matar, Tishani Doshi, Menna Elfyn y Hanif Kureishi, moderados por el periodista Alfredo Matasanz. Se les pide que hablen de un libro que, para ellos, sea importante. Todos hacen trampas y nombran más de uno. Es un acto divertido, desenfadado. Tomo nota de algunos de los libros que se nombran:
Rodrigo Fresan se decanta por “Matadero cinco”, de Kurt Vonnegut.
Alan Pauls se las ingenia para nombrar tres títulos. Dice que después de dudar mucho entre “En busca del tiempo perdido” y “Lolita”, decidió decantarse por “Roland Barthes por Roland Barthes”.
Tishani Doshi nombra “Un buen partido”, de Vikram Seth y un libro de poesía de los siglos X-XII, acerca de Shiva, un libro de himnos, cánticos religiosos.
Daniel Alarcón, se decanta por “El emperador”, de Kapuscinski.
Hisham Matar estaba seguro de elegir “Primer amor”, de Turgueniev, pero a última hora había decidido hablar de la poesía de Ovidio, en especial de “Tristes”, una obra muy asequible que dicho autor escribió en el exilio.
Antonio Orejudo estuvo brillante y habló de lo mucho que había disfrutado leyendo los libros de Enid Blyton sobre “los cinco”, para pasar a reivindicar los libros que son capaces de hacernos reír. Y dijo que los tres libros esenciales, que casi todo el mundo ha leído en el colegio y, por tanto, los ha leído mal, para él eran: “El lazarillo de Tormes”, “La Celestina” y “El Libro de Buen Amor”.
Hanif Kureishi no dudó en hablar de “La interpretación de los sueños”, de Sigmund Freud.
Menna Elfyn, por último, y tras un pequeño incidente, ya que el presentador perdió la ficha con los datos sobre ella y no pudo presentarla como la ocasión requería, habló de unos libros precristianos de cuentos galeses reunidos bajo el titulo de “Mabinogion”. Y también recomendó un libro de Simone Weil titulado “Echar raíces”.

En el turno de preguntas del público, se plantearon algunas cuestiones que me interesaron. Alguien les pidió que dijeran el titulo de algún libro que les hubiera parecido horrible. Y Daniel Alarcón dijo: “Hay un libro muy malo…” El público rió ante su rapidez para contestar. Dijo que el libro se lo había recomendado un amigo, examigo, y que era de un inglés que escribe sobre Colombia y hace algo parecido a una caricatura del realismo mágico. Tishani Doshi dijo que ella no tiene problema en abandonar un libro cuando le parece malo, pero en una ocasión tuvo que leer un libro porque tenía que participar en un debate con el autor, y el libro le pareció espantoso, pero no quiso nombrar al autor. Menna Elfyn dijo que el libro que le parecería el peor sería el de las “Memorias de Tony Blair” si llegara a escribirlo.

También se les preguntó por el libro que más les ha servido para escribir. Rodrigo Fresán mencionó sin dudar “Música para camaleones”, de Truman Capote. Alan Pauls dijo que los libros malos son útiles en ese sentido porque uno piensa que puede hacerlo mejor. Son un estímulo.

Ante la pregunta: ¿Ya se han escrito las grandes novelas de la literatura? Contestaron que cada época tiene un gran libro. El concepto de gran libro va cambiando. La literatura se transforma continuamente. Es como un gran plagio continuo, donde los escritores se contaminan unos a otros, de manera que dentro de doscientos años, se hablará de grandes libros escritos en el siglo XX, yo mismo estoy escribiendo uno ahora mismo en el que tengo puestas muchas esperanzas, dijo Antonio Orejudo riendo.

Una charla muy divertida que le hace pensar a uno cuál sería el libro que habría elegido para contestar una pregunta así.
Parece evidente que es casi imposible nombrar un solo libro, y cuando se hace, generalmente se miente, y la segunda vez que te formulan la misma pregunta el libro elegido es otro.
Hay quien utiliza estas ocasiones para reivindicar un libro poco conocido, lo cual es muy lícito. O se decanta uno por algún libro leído en esa época temprana en que una lectura puede invadirnos profundamente.
Yo, en este momento, diría “Las aventuras de Tom Sawyer”, porque recuerdo que lo leí en mi adolescencia y que estaba deseando volver a casa del colegio para continuar la lectura. Fue un libro que me enganchó y que no puede faltar en mi biblioteca.

¿Qué libro habrían escogido ustedes?

13 comentarios:

Luis Quiñones Cervantes dijo...

Estimado amigo: qué tentación más grande... en qué tesitura estás poniendo a tus lectores, ¡hombre!

Libros buenos y malos. Quizás cualquier novela de mi querido Galdós, "La Regenta", Flaubert... imposible llevarse a la isla desierta que propones solo un libro.

¿Malos? tengo un camión aparcado en la puerta de mi casa lleno de estos, porque además los autores de libros malos suelen escribir en cantidades industriales. Y encima suelen ser novelones, con lo cual, los que vivimos en soluciones habitacionales, tenemos que tener mucho cuidado al comprar libros, no vaya a ser que el novelón en cuestión resulte ser un fiasco.

Un abrazo fuerte.
Luis Q.
www.autobiografiaporescribirluisquinonesc.blogspot.com

Elena dijo...

Es difícil mencionar un solo libro, así que haré como Alan Pauls y mencionaré tres:

La historia interminable me hizo comenzar a amar los libros. La he leído tres veces y estoy deseando poder leérsela a mis hijos (cuando los tenga).

La Regenta me enseñó a amar los clásicos. La leí en el instituto, y también me marcó.

Los pilares de la Tierra me emocionó y me hizo aficionarme a la novela histórica. Aún recuerdo pasajes de ese libro con la nitidez de haber visto una película en imágenes.

Un saludo

manuespada dijo...

Qué casualidad, mi infancia también estuvo marcada por "La historia interminable".

Clarice Baricco dijo...

Se me hace difícil contestar la pregunta, de momento me he quedado pensando largo rato y vuelvo al mismo libro: la Biblia.
Recuerdo que en mi infacia, mi padre me dio a Bruno Traven y mi madre la Biblia. Quizá contesto así porque en estos días he pensado mucho en ellos.
Pero son más libros los que me han dejado ecos.

Apunté más libros de tus reseñas.
Voy a enloquecer eh?
Pero me gusta conocer más.

Abrazos

Francisco Machuca dijo...

Está bien ese pregunta porque hace mucho tiempo que no recapacito sobre ella.
En primer lugar (coincido contigo en autor):Las aventuras de Huckleberry Finn,mi primer libro leído en las tardes de estío.No hay verano que no vuelva a él.

El guardían entre el centeno,de J.D.Salinger,que me descubrió por primera vez lo que es sentirse sólo e incomprendido por un mundo totalmente indiferente a las almas sensibles.

Don Quijote;por hacerme ver que el espíritu de la novela es el espíritu de la complejidad,del relativismo.El gran creador de la novela,Cervantes,nos hace asomar al mundo con ojo crítico,poniendo en duda los valores tradicionales y lógicos en que se asienta la existencia humana y el propio sentido de la realidad.
Un abrazo.

Francisco Ortiz dijo...

Impresionante tu trabajo, Miguel. Poco a poco iré poniéndome al día. Un abrazo.

mart dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mart dijo...

Hola amigo Miguel.
Ha sido interesante acercarse con ojo curioso a las preferencias de esos autores.Yo lo tengo claro,me decanto por las obras de Julio Verne (autor subestimado por la crítica)
Cuando era un crío,mi padre me regaló una preciosa colección de la obra completa de este autor, que aún conservo como oro en paño,y de vez en cuando releo algún título.
Otro libro que me dejó una profunda huella en mi etapa adolescente fue "El jugador" de Dostoievski,autor que he seguido con devoción desde entonces.Un abrazo

jon dijo...

Enhorabuena por tu blog. Te invito a visitar el mío, de reciente creación, sobre literatura y arte:

http://jonbilbao.wordpress.com/

Un saludo,

J.B.

Sorel dijo...

Hola y enhorabuena por el blog.

El libro que leí y releí siendo chaval es "El sabueso de los Baskerville". Me lo regalaron mis compañeros de colegio al cambiar de escuela con 11 años, y lo guardo como un tesoro.

Cuando era pequeño leía mucho, pero en la adolescencia dejé de leer, hasta que a los 18 años libros como "El àrbol de la ciencia" de Baroja, "San Manuel Bueno màrtir", y sobre todo "Resurreción de Tolstoi" me hicieron darme cuenta de que había un mundo por explorar.

saludos

Miguel Sanfeliu dijo...

Luis, encantado de saludarte. Pues hombre, se trata sólo de un juego, que nadie se agobie ¿eh? Buenas sugerencias aportas. Galdós tiene una obra inmensa, así que tengo que decir que lo he leído poco, pese a que ninguno de los libros que leí me decepcionó.
"Madame Bovary" es un libro indispensable para mí.

Elena, te debo confesar que no he leído aún "Los pilares de la tierra". Y me la han recomendado mucho. Y tengo el libro. Pero el tiempo, otros libros... total, que siempre lo pospongo. Y estoy convencido de que es un libro que va camino de convertirse en un clásico, y no tengo prejuicios respecto a autores de bestsellers o no. He disfrutado muchísimo algunos bestsellers. Es sólo cuestión de tiempo. Tendré que remediar eso, me digo una vez más.

Manuespada, "La historia interminable" es un libro muy recomendable. Yo no le guardo devoción, quizá debido a que lo leí porque me lo pusieron por las nubes, y ya se sabe que cuando las expectativas son demasiado altas, es fácil que aparezca la decepción. Pese a todo, admito que es un libro que no se me cayó de las manos y que en algunos momentos consiguió emocionarme.

Clarice, la Biblia es un libro muy rico que suele citarse poco. Yo sólo he leído algunos pasajes, pero admito que tiene una gran fuerza. Buena aportación nos haces.

Francisco Machuca, "El guardián entre el centeno" es uno de mis libros favoritos. Bueno, Salinger es uno de mis autores favoritos en general. Y, respecto a "El Quijote", ¿qué se puede decir? Por supuesto, indispensable.

Francisco Ortiz, un abrazo.

Mart, me alegro de saludarte. Gracias por tu aportación. Julio Verne es un autor muy interesante al que he leído poco. "Viaje al centro de la tierra" recuerdo que fue un libro que disfruté mucho.
Dostoyevski, claro, indispensable, aunque "El jugador" todavía no lo he leído: otro libro que siempre ando moviendo de sitio y posponiendo absurdamente.

Jon, bienvenido, pues ya he visto tu blog y me ha parecido interesante. "El hombre del salto" y "La carretera". Buenas reseñas.

Sorel, bienvenido. Sherlock Holmes. Uno de mis héroes favoritos. He leído casi todas sus aventuras y me gustaría releerlas. Las disfruté muchísimo. Y también los otros libros que nombras forman parte de mi biografía lectora.

Un abrazo a todos y gracias por los comentarios.

Rosa Silverio dijo...

Hola, Miguel.
Hummm, qué interesante eso del libro favorito.

Me pareció curioso que la mayoría de los libros que ellos citan son de autores españoles.

Bueno, yo no tengo un solo libro favorito ni un solo autor, pero me encanta todo lo de Dostoyevski, Virginia Woolf, Paul Auster y Carson McCullers en narrativa. Y en poesía hay tantos autores: Keats, Yeats, Loynaz....

Uffff, mejor no me meto en el berenjenal de citar libros porque no terminaría nunca.

:)

Un abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Rosa, yo creo que nadie tiene un solo libro o un solo autor, por eso esta es una pregunta tramposa que a todo el mundo incomoda.
Pero es muy útil para hablar de libros ¿no?
Un abrazo.