jueves, junio 14, 2007

Zodiac

David Fincher es uno de los más interesantes directores de la actualidad. Su filmografía mantiene una línea muy coherente. Sus películas se inscriben en el género del “thriller”, pero huye de la superficialidad que normalmente se le suele atribuir a dicho género indagando en la mente de sus personajes. Se puede decir que Fincher explora los demonios que el ser humano lleva dentro. Su primer trabajo, “Seven”, utilizó unas técnicas e innovaciones que fueron, de manera inmediata, imitadas hasta su agotamiento. Pero “Seven” continua siendo un referente, un clásico, y no creo estar exagerando, en el que se exponen con toda crudeza las peores pesadillas. Más tarde, “The game”, jugaba con la realidad y la ficción, con el deseo de buscar un poco de emoción y la angustia que supone perder nuestra seguridad. Algo similar ocurre en “La habitación del pánico”, donde el mecanismo que debe servir para protegernos, acaba convirtiéndose en una trampa asfixiante. Mención aparte merece “El club de la lucha”, un titulo complejo, basado en una obra que bien podría ser la novela de referencia de nuestra época, que supone, desde mi punto de vista, una obra maestra sobre la que se podría hablar largo y tendido. Y en este repaso a su filmografía obviaré también, como casi todo el mundo, “Alien 3”.
Nos llega ahora su último trabajo: “Zodiac”, la narración centrada en el asesino más enigmático de la historia criminal de EE.UU. Una película en la que Fincher nos cuenta la historia de una obsesión.

A finales de los años sesenta, un asesino siembra el pánico en San Francisco. Se trata de un asesino despiadado, meticuloso, que no deja pistas y cuyos crímenes parecen carecer de móvil, un psicópata, un asesino en serie que, al igual que hizo en su momento Jack el Destripador, envía cartas jactándose de sus actos y se denomina a sí mismo con el sobrenombre de “Zodiac”. Además, sus notas suelen estar cifradas, con lo que el misterio y la fascinación se ven incrementados. Envía estas cartas a un periódico en cuya redacción trabajan dos personajes cruciales para la historia: Paul Avery (Robert Downey Jr.) y Robert Graysmith (Jake Gyllenhaal). El primero se encarga de escribir los artículos sobre el asesino mientras que el segundo, simple dibujante, adquirirá el protagonismo a partir de la segunda parte de la película, cuando admite su obsesión por el caso y se da cuenta de que nadie tiene tanta información como él sobre los crímenes. Se trata del reflejo de aquello que nos lleva a perseguir algo con un afán que puede llegar a ser irracional, hasta el punto de poner en peligro nuestra propia estabilidad con tal de alcanzar el objetivo fijado.
Tenemos pues un film con dos partes bien diferenciadas. La primera se centra más en el asesino, en la escenificación de algunos de sus crímenes, sobriamente relatados; así como en los policías que se encargan del caso, como el detective Dave Toschi (Mark Ruffalo), profesional dotado de un olfato especial con el que compensa la falta de medios a su disposición. La segunda parte se centra en la figura del dibujante Robert Graysmith, que emprende una investigación particular, persiguiendo su intuición, rastreando los mínimos indicios, de un modo caótico. Estamos, sin duda, ante uno de los mejores trabajos de Fincher, una cinta que vuelve a redefinir el género. El trabajo de los actores es impecable y, pese a que la mayor parte del tiempo nos encontramos en sitios cerrados, con gente hablando, y que la duración de la película es de dos horas y media, puedo decir que el interés se mantiene todo el tiempo. En definitiva, una obra maestra.

9 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Hola Miguel, fíjate que vi la primera versión de esta película.
Ésta todavía no llega por acá. Estaré al pendiente.
"Seven" si me gustó, pero "El Club de la pelea" siento que es perfecta hasta la mitad, porque después se cae. Por cierto, "El club de la pelea" tiene empatía con el libro "La costa de los mosquitos" de Paul Theroux.
"The game" también la vi, aunque su final no me convenció.
En fin, lindo hablar de cine y compartirlo.

Tuviste una buena combinación: ir a la feria y descansar en el cine.

Gracias otra vez.

Abrazos

josé romero dijo...

Miguel: espero esta película hace meses. Muy bien tus apuntes sobre el cine de Fincher. Por cierto, ya está en producción su siguiente film basado en un libro de Scott Fitzgerald.Saludos

Apostillas literarias dijo...

Zodiac es una película estupenda, querido Miguel. Qué bien tu reseña.
Ajeno a lo excelente de la película, eso de que esté basada en hechos reales sí que da pánico. Me gustan mucho las películas de suspenso, pero la verdad que esta es punto y aparte, te mantiene en constante tensión.

sfer dijo...

Hacía tiempo que una película de este estilo no me cautivaba tanto. Quizá desde JFK, con la que encuentro que tiene muchos parecidos. Costner y Gyllenhaal son, en el fondo, el mismo.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Coincido contigo. A mí también me pareció una obra maestra.

Alvy Singer dijo...

Es una película maravillosa, el equivalente a Libra de DeLillo o de JFK de Stone: es más como la sociedad percibe al asesino, que fue mediático y poco más, que la via de retratar al asesino. Eso la engrandece. Para mi, otra obra maestra. De lo mejorcito dle año oigan.

Miguel Sanfeliu dijo...

Clarice, no conozco esa primera versión de "Zodiac".
El libro "La costa de los mosquitos" es una de mis lecturas más recordadas. También la película que protagonizó Harrison Ford. Me interesa sobre todo cómo el protagonista es capaz de convencer a su familia de que EE.UU. ya no existe.

José, Fincher es un director que me interesa mucho, está claro. Estaré atento a ese próximo proyecto que mencionas y del que no tenía noticia.

Apostillas, tienes razón, pese a no ser una película de acción ni alardee de efectos especiales, la película te mantiene en tensión.

Sfer, tal vez tengas razón, aunque debo reconocer que, durante un buen trecho de JFK, me mantuve en estado de duermevela. Sin embargo, tienen algunos aspectos en común, pues ambos nos hablan de un suceso a partir de la investigación del mismo.

Miguel Ángel, una buena coincidencia.

Alvy, completamente de acuerdo contigo, ése es el tema de la película, la conmoción, el modo en que los hechos son presentados, la búsqueda... Los mecanismos que se activan ante lo que nos agrede.

Un saludo a todos y gracias por los comentarios.

Francisco Ortiz dijo...

Aún no la he visto y, pese a aceptar que pueda ser una obra maestra, pues creo mucho en tu criterio, me parece que exageras en lo de que redefine el género, pues eso sí que serían palabras mayores, algo sólo al alcance de gente como Orson Welles, John Ford, Fritz Lang.

Miguel Sanfeliu dijo...

OK Francisco, no negaré que quizá me dejo llevar por el entusiasmo en determinados momentos, pero te diré que no te pierdas esta película. Estoy seguro de que te va a gustar. Y si no redefine el género, al menos le da una vuelta de tuerca.
Un abrazo.