domingo, junio 10, 2007

Feria del libro 2007


Como todos los años, he ido a la Feria del Libro de Madrid. Ayer pasé allí todo el día. Mañana y tarde. Mochila al hombro. Curioseando por las casetas. Me entretuve especialmente en unos stands dedicados a ediciones latinoamericanas. Por la mañana, encontré a Care Santos, flamante finalista del Premio Primavera y a quien tengo la suerte de conocer. Me presentó a Esther García Llovet, una escritora a la que aprecio por haber escrito un libro de relatos magistral titulado “Coda”.
Mi lista de compras ha sido:
“Léxico editorial”, de Mario Muchnik (firmado)
“La soledad de los aviones”, de Sergio Galarza
“Tres fronteras”, de Edgardo Cozarinsky
“La muerte de Venus”, de Care Santos (firmado)
“Días aún más extraños”, de Ray Loriga (firmado)
“Aunque no entendamos nada”, de Vila-Matas
“Bolaño por sí mismo”, entrevistas escogidas en edición de Andrés Braithwaite
Sí, sí, lo sé. La ruina. Pero qué le voy a hacer. Es una adicción.
Por cierto, hice algunas fotos, para mostrar el ambiente.



La Feria, abarrotada de gente. Y un calor impresionante.


Antonio Gala, una vez más, era uno de los autores con más cola de gente esperando su firma. Luego estaban los televisivos: un grupo de jóvenes que al parecer debían su fama a un programa de radio llamado "Ponte a prueba" o Iker Jiménez y Carmen Porter, artífices del programa de misterio "Cuarto Milenio". En un tercer grupo estarían los políticos y los periodistas, como Santiago Carrillo, Isabel San Sebastián, Esperanza Aguirre...


Este año también estuvo Leopoldo María Panero, un clásico. ¿Puedo hacerle una foto? le pregunté. ¿Es para algún periódico? me preguntó. No, respondí, es para internet. Y dijo: Ah, vale, tengo muchas páginas de internet dedicadas a mí.


A mediodía me fui a la Gran Vía y decidí descansar viendo una película. Me decanté por "Zodiac", de David Fincher.

Benjamín Prado

Luego regresé. Un poco tarde. Y volví a pasear entre libros y gente, más gente aún si cabe que por la mañana.

Álvaro Pombo, Premio Planeta

Por último, asistí al acto de presentación de 451 editores, a cargo de Javier Azpeitia, Fernando Marías, Marta Sanz, Martín Casariego y Giralt Torrente. Al acto le siguió un vino y unos canapés que debo admitir estaban fantásticos.

A la salida de la Feria, nos despidió un hada.

14 comentarios:

josé romero dijo...

¡Que domingo te has pasado Miguel!
Fantástico; libros, cine y vino. Y yo cominedo pollo rostizado y haciendo corajes con nuestra selección de fútbol que pierde con Honduras. No se vale.
El de Ray Loriga me interesó. saludos.

Ruth dijo...

Pues yo, todo el domingo tirada en el sofá. Ni leí. Como no quería estudiar, me daba cargo de conciencia emplear tiempo en algo que realmente me gusta hacer, así que vejeté (sí, ya sé que no tiene ningún sentido, pero esto de las culpas es así).
En días como éste, me gustaría vivir en Madrid para poder ver todo lo que nos has enseñado. Pero el resto del año, me quedo donde estoy.

Enigmática dijo...

Maravilloso Miguel, en Bogotá la feria del ibro fuen en abril, como todos los años. Igual, pasé por muchos stand, hay mucho para ver y curiosear, la verdad te digo que no compré nada de literatura, compre un ñibro de Cábala (kabbalah), uno de poesía erótica y lo demás libros didácticos para mis pequeños sobrinos, acá los libros son muy costosos. Pero sabes, no tuve la fortuna de tener a Leopoldo Panero posando para mi, ni a Antonio Gala, uf, que honor sería.

Un abracito,

Clarice Baricco dijo...

Espero que hayas comprado algo para mi eh? jajaja...o al menos haberme llevado en tus bolsillos.
Claro, ya te imagino el rostro viendo al otro día la cartera, pero no importa, vale la pena quebrarse así.
Qué maravilla de día has tenido!
Compras, firmas de escritores, charla con ellos, tocar tantos libros, ufff, cine..qué más pedir a la vida?
Me encantó tu paseo.
Gracias por compartirlo.

Abrazos

sfer dijo...

¿Nos contarás qué te pareció "Zodiac"?

[Vaya... ¿Sfer interesada en algo que no es un libro? Sí, hay vida más allá de las páginas de una buena novela - no siempre, pero sí de vez en cuando...]

ricardo flores dijo...

Por una casualidad sin nombre llegué a este blog, así como antes había llegado a Donde anidan las arañas de Sergio Galarza, un relato de mucha nostalgia futbolera. Dinero bien invertido entonces.
Saludos,
RF

Lludria dijo...

Agradezco este artículo que, cómodamente sentada, me ha permitido acercarme a la feria atisbando sobre tu hombro, Miguel. Ojalá no me agobiaran tanto los sitios atestados, sé que por ello me pierdo muchas cosas pero... qué se le va a hacer!! :)
Me pregunto cómo lo hacer para llegar a todo..., a mí el tiempo se me escurre entre los dedos a una velocidad pasmosa. Saludos!!!

Max Estrella dijo...

Yo tuve la oportunidad de estar el sábado y prometo repetir el año que viene porque no me dió tiempo a curiosear todo lo que hubiera querido ni adquirir todo lo que hubiera deseado...me hice con una biografía de Heisenberg y algún que otro libro para algún regalo...es una maravilla el ambiente,poder hablar con los autores un ratito...es algo que siento muy cercano...ayyy de mi pobre aspirante a todo...
un fuerte abrazo,tomo nota de alguno de sus libros....

Rosa Silverio dijo...

Miguel, qué bueno que pudiste disfrutar de la feria del libro y que nos cuentes tus vivencias. Veo que no pudiste resistir la tentación de comprar libros. :)

Me gustó la foto del hada. Qué detalle más bonito.

Me alegra que hayas disfrutado en la feria y ahora a ver si tienes tiempo para leer los montones de libros que compras. :)

Espero que estés bien.

Miguel Sanfeliu dijo...

José, pues la verdad es que sí, que lo disfruté, aunque eso del pollo rostizado no suena mal.

Ruth, un domingo de sofá tiene un encanto especial. Madrid me gusta así, sin prisas, en plan de ocio.

Enigmática, lo de Panero sí fue una suerte, desde luego. Por cierto, mencionas libros que llaman la atención, que requieren un esfuerzo por parte del lector, debes ser una lectora disciplinada.

Clarice, sí, por la noche, viendo la cartera, le entra a uno como un poco de calentura, pero bueno, así son los impulsos. Me alegra que te haya gustado mi paseo.

Sfer, cuenta con que el siguiente post será sobre "Zodiac", es más, acabo de ponerlo.

Ricardo, pues bienvenido. "Donde anidan las arañas" es el primer relato del libro que compré. Ya contaré qué tal.

Lludria, esa era mi intención, ni más ni menos, abrir una ventana por la que la gente pueda asomarse.
Y respecto a llegar a todo, no creas, no llego a todo, ni mucho menos.

Max, pues seguro que nos cruzamos. A mí también me gusta el ambiente, pese al calor asfixiante. Procuro no saltarme la cita todos los años.

Rosa, no, no pude resistir la tentación, una vez más, mea culpa. Lo del tiempo es difícil de arreglar, pero camino sin descanso, hacia delante, aunque la torre de libros a mi lado parece empeñada en no decrecer...

Un abrazo a todos y gracias por los comentarios.

Mónica dijo...

Al final no coincidimos, una pena. Aunque el calor era tan axfisiante que llegó un momento que no sabía ni dónde estaba.
Veo que te hiciste con una buena lista, no creas que yo tampoco me quedé atra.
Y quién sabe igual hasta estuvimos a la vez en alguna caseta (con las vueltas que di seguro).
Para la próxima quedamos en firme y hacemos paradita y cerveza a mitad mañana.
Un abrazo

Miguel Sanfeliu dijo...

Pues lo cierto, Mónica, es que pasé delante de la caseta en la que se encontraban los autores de Caballo de Troya, y no me extrañaría que también hubieras estado ahí, así que a lo mejor sí coincidimos, pero no nos vimos. El año que viene, no sólo no perdono esa cervecita sino que espero que tu libro firmado sea una de mis adquisiciones.
Un abrazo.

jody dito dijo...

¡joder! qué viejo está Panero y con su esquizofrénia a cuesta, qué bárbaro.

Francisco Ortiz dijo...

Si esto no es una experiencia vicaria en toda regla, gracias a tus letras y fotos, que me digan qué es. Ah, cómo disfrutaste, Miguel. Me alegro.