martes, noviembre 13, 2012

La novela de Medardo Fraile



Medardo Fraile es reconocido principalmente como autor de cuentos, pero escribió una novela. La tituló Laberinto de fortuna. La escribió, según ha explicado en alguna ocasión, para contarle a su hija cómo habían sido unos pocos años de su infancia en Madrid. Son los años que preceden a la muerte de la madre del autor. Mientras buscaba editor, apareció otro libro con el mismo título, por lo que decidió rebautizar su novela como Autobiografía, y así se editó, en Prensa y Ediciones Iberoamericanas, en Octubre de 1986. 





En sus memorias escribe: “Recibí una carta de un joven, del que fui profesor en el Maeztu y no recordaba el nombre. Era poeta, acababa de crear una editorial y quería iniciarla con un libro mío. Le envié mi novela, Autobiografía, casi de regalo, y él la publicó y, algo después, mi segunda colección de artículos, Entre paréntesis. Su nombre es José María de Montells y Galán, y él, por decirlo así, inició en España mi resurrección literaria, porque la novela —mal distribuida y apenas vendida— tuvo pocas pero entusiastas reseñas, una de ellas del escritor, siempre interesante, Pedro Antonio Urbina, y otra de mi prolífico compañero de cuentos, hoy injustamente olvidado, Jorge Ferrer-Vidal”.

Ahora se reedita la novela de Medardo Fraile, con su título original, Laberinto de fortuna, en la editorial Menoscuarto, lo cual es todo un acontecimiento.
El libro se presenta este viernes, 16 de Noviembre, en la Librería Alberti de Madrid.




«Esta nueva edición en Menoscuarto pone este libro, por fin, entre la gente que lo vio nacer —los españoles—, con su título primero y original, Laberinto de fortuna, que nunca debí de haber cambiado.» 
Medardo Fraile.


2 comentarios:

Francisco Machuca dijo...

Medardo,el gran desconocido o el gran olvidado de nuestra literatura.Hace muchísimos años lo descubrí en uno de sus mejores cuentos;El álbum.De él aprendí una cosa muy importante.Ahora se escribe cuentos con finales sorpresivos,cuentos con un principio,un nudo y un desenlace,malo,malo.Y dice Medardo: "Yo siempre he tenido fe ciega en los cuentos que no pasa nada",es cedir,pura esencia del relato.

Un abrazo,amigo.

Clarice Baricco dijo...



Fue de los primeros escritores que me presentaste y lo agradezco.
Valdrá la pena tener el libro.
Abrazos.