lunes, julio 12, 2010

Oé, oé, oé

Debo admitir que nunca he sido aficionado al fútbol. De hecho, de no ser por mi hijo es muy probable que todavía no hubiera pisado un estadio, cosa que hice por primera vez en mi vida hace apenas dos o tres años. De todas formas, esto no ha sido obstáculo para que siguiera con interés este mundial. Y, por supuesto, el partido de la final con Holanda, partido de nervios que se resolvió en los últimos cinco minutos de la prórroga y con el que quedó demostrado, al menos, que existe en este planeta un pulpo que entiende de fútbol.

Ahora, me sumo a esa inexplicable euforia general que nos tiene a todos con una media sonrisa en la cara.
Enhorabuena a un equipo que ha hecho historia y a un entrenador que ha demostrado lo que tenía que demostrar sin bravuconadas ni estridencias, con elegancia y profesionalidad.
La gente grita por la calle, hace sonar el claxon de su vehículo, salta y brinca de alegría por la gesta de su equipo. Así es el fútbol. Así somos. Hoy no hay otro tema de conversación.

4 comentarios:

ANABEL dijo...

Pues lo mismo digo... oé, oé, oé.
Por cierto, a mí el futbol no me gusta, pero lo de ayer lo disfrute mucho. ¿Serán los hijos? No lo sé.

Clarice Baricco dijo...

Llevo dos días seguidos viendo el canal TVE y ya hablo muy pero muy españolada, jajajaja...Lloré con todo el recibimiento de los jugadores. Impresionante el festejo.
Yo quería estar ahí.
Escribi un texto a manera general, me faltaron más detalles, pero no quería extenderme tanto.
Está dedicado a ustedes, mis amigos tan queridos.
Hablo de una lista y obvio, en esa lista estás apuntado, porque recuerdo cuando me dijiste que no eras fan del futbol.
Pero con todo esto, pues sí, ¿cómo evitarlo? Lo comprendo perfectamente.
Ahora sé que la selección española viene a México y ya estoy considernado ir al DF a ver el juego.
Tanto que platicar.
Y pues sí, yo soy otra que ama al portero...jajaja...
Besos a tu pequeño gitante, que por él, estamos en esto del fut.
Muchas felicidades.

Carlos dijo...

¡Viva España!
Nos lo merecíamos y éste era nuestro Mundial.
Tenemos jugadores que han ganado muchos títulos: Fabregas, Torres, Iniesta...
¡Viva el juego del toque!
Una Eurocopa y un Mundial en tan sólo dos años. ¡Son unos fenómenos!
Un abrazo.

Francisco Ortiz dijo...

Brindé con mi mujer y con mi cuñada, con quienes vi el partido, y brindé con ellas en memoria de un amigo muerto -Mora, de Ugíjar, mi pueblo- que no pudo ver ganar el mundial a España. No lloré, como otros, pero sí me acordé de algunas personas. Fue un rato para el recuerdo, en todos los sentidos.