lunes, septiembre 29, 2008

Hay Festival Segovia 2008

Un año más en el Festival Hay de Segovia. Llegué el sábado y me marché el domingo. Viaje relámpago en esta ocasión, pero me dio tiempo a asistir a las siguientes charlas:
-Álvaro Enrigue y Alejandro Zambra en conversación con Jorge Herralde.
-Cristina Fernández Cubas en conversación con Juan Antonio Masoliver.
-Un cine de palabras: Edgardo Cozarinsky y Jesús Ferrero en conversación con Félix Romeo.
-Nuevos narradores: Javier Argüello, Cristina Grande y Ricardo Menéndez Salmón en conversación con Malcolm Otero Barral.
-La literatura y el escritor: Mario Vargas Llosa.
-Bernardo Atxaga e Ignacio Martínez de Pisón en conversación con Luis Alemany.


Las iré contando en próximas entradas, pero aprovecharé ésta para hablar de algunas cosas tangenciales.
En primer lugar, me llamó la atención que las obras que se hallan frente al Acueducto siguen sin terminarse. Ignoro cuándo está prevista su finalización, pero me sorprendió encontrarlas prácticamente igual que el año pasado.



Por otra parte, algunos actos tienen lugar de forma simultánea, por lo que la elección de unos conlleva inevitablemente la renuncia a otros. Esto es curioso, pues cuando se coincide con las mismas caras en dos o tres actos, se piensa que esas personas tienen algo en común con uno mismo.
Este año acudieron también Michael Ondaatje, Daniel Pennac, Carme Riera, Andrés Ibáñez, Paul Preston, Diane Wei Liang, Juan Manuel de Prada, Espido Freire, Aminatta Forna, Juan Goytisolo, etc. Pero a sus charlas no pude asistir.

Me hizo mucha ilusión encontrarme con David González, que andaba por allí entrevistando escritores para la muy recomendable web “Avión de papel”.



La jornada del domingo resultó un poco extraña, ya que la noticia de portada de todos los periódicos era la muerte de Paul Newman, un mito del cine, protagonista de títulos que forman parte de nuestro imaginario colectivo, y esto me dejó un poco consternado, el día transcurrió un poco más lento de lo normal.

Sólo me resta anunciar que ya salió el número 11 de la Revista Narrativas, con el siguiente índice:

● Ensayo
Novelas negras argentinas: entre lo propio y lo ajeno, por Martha Barboza

El cine de las ilusiones de Paul Auster, por Alfredo Moreno
Nocilladream.afm, por Oscar Sáenz Corchuelo

● Relatos
La puerta falsa, por Sergio Ramírez
El detective poeta, por Salvador Gutiérrez Solís
Ritual con mar, lluvia y cuadros de Manet, por Arnoldo Rosas
Ada Neuman, por Patricia Esteban Erlés
Dos siluetas de simulcop, por Pablo Giordano
El legado del sueño, por Eva Díaz Riobello
Cambio de centuria, por Julio Blanco García
La espera, por Rosa Lozano Durán
Las tres, por Lourdes Aso Torralba
Fluorescente, por Gilda Manso
Chicle, por Luis Emel Topogenario
Amor eterno, por María Dubón
Polvo maldito, por Paul Medrano
Escalera de melodía, por Emilio Gil
Manflora, por Luis Mariano Montemayor
El taxidermista, por Fulgencio Martínez
La perla de Córdoba (II), por Carlos Montuenga
Primer día, por Lara Moreno
Dicen los fotógrafos suicidas, por Francisco Javier Pérez
No somos nada, por Juan Antonio González Cantú
La silla, por Jonathan Minila Alcaraz
The green hole, por Antonio J. Real
Debut Inocuo, por Rolando Revagliatti
En el Urupagua, por Eduardo Cobos
Algún día, por Javier Guerrero
Accidente, por Miguel Sanfeliu
Amor carnal, por Gina Halliwell
La mujer de mis sueños, por Juan Carlos Ordás
Muerte en una página, por Daniel A. Gómez
El pergamino, por Óscar Solana López
Exorcismo, por Víctor Montoya

● Novela
Crónica de una inundación (Extracto), por Juan Carlos Vecchi
Fuegos de artificio (Capítulo), por Carlos Manzano

● Narradores
Soledad Puértolas

● Reseñas
“El país del miedo” de Isaac Rosa, por Vicente Luis Mora
“Cuentos y relatos libertinos” edición de Mauro Armiño, por Recaredo Veredas
“España” de Manuel Vilas, por Luisa Miñana
“La grieta” de Doris Lessing, por María Aixa Sanz
“La tarde del dinosaurio” de Cristina Peri Rossi, por Carlos Manzano

● Entrevista
Joaquín Diez-Canedo (editor), por Omar Piña

● Miradas
Pensar la soledad es pensar la muerte, por Juan Fernando Covarrubias

● Novedades editoriales

6 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Más vale poquito a nada, eh? ja!
Hace unos días que leí en el periódico del Festival, me acordé de que seguramente estarías ahí como cada año.
Lindo que hayas asistido, además de lo vivido, te convertiste en un reportero de esa ciudad. Me gustaron las fotos.
Me interesa saber tu impresión de "Un cine de palabras" y de Mario Vargas Llosa de quien disfruto mucho de sus letras.
Por acá en la FILU anduvo Álvaro Enrigue y pude escucharle.

También triste por Newman.

Felicidades por tu aporte en Narrativas.

Esperaré tus crónicas.

Abrazos otoñales.

Graciela

ANABEL dijo...

Permíteme un comentario ajeno a lo literario y algo jocoso. No hablas nada de cochinillo, ni corderito, ni postres, ni tapas...¿de qué te mantuviste esos días en Segovia?. ¡con lo bien que se come allí!
Besos

Elèna Casero dijo...

Espero que nos pongas más al día.
Marcho a Narrativas a leerte.

conde-duque dijo...

Qué bien. Como cada año, ya tenemos a nuestro enviado especial en el Hay.
Lo leeremos con gusto.
Un saludo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Sí, amigos, un año más estuve en Segovia. Más vale poco que nada, ya lo creo. Y puedo decir que fue poco, que me perdí actos importantes, pero fue intenso. Y en esta ocasión no hubo cochinillo, pero debo confesar que me alimenté como corresponde... y no quiero despertar envidias ni que nadie empiece a salivar.
Un abrazo.

Francisco Ortiz dijo...

Activo y creativo: no pares, Miguel.