miércoles, marzo 05, 2008

La crítica en los blogs

Está surgiendo una nueva crítica, o debería llamarla fuente de información, para liberarla un poco de la pesada carga que la responsabilidad de la crítica conlleva, y el culpable de esta transformación o revolución, como queramos denominarlo, es internet. Su fácil acceso ha propiciado que cualquiera pueda hacer crítica literaria desde un blog, lo cual resulta positivo porque aquí no existen presiones del mercado y uno puede escribir exclusivamente de lo que le apetece, pero también supone encontrarse con infinidad de carencias e incluso con gente que disfruta denigrando e insultando, amparados generalmente en el anonimato. Este panorama hizo a Jonathan Franzen decir que lamenta la falta de los críticos literarios tradicionales, que actuaban como filtro para descubrir libros de verdadero valor. Es mucho mejor tener 50 inflexibles críticos de esa clase que tener 500 mil gritones incompetentes.
Naturalmente, no creo que nadie pueda estar de acuerdo en que todo aquel que escribe en un blog sea incluido en la calificación de “gritón incompetente”. Aceptando sus múltiples carencias, debo decir que la desconfianza en unos medios que se someten a intereses mercadotécnicos hacen que sean los blogs los encargados de difundir y comentar libros que, de otro modo, serían ninguneados. Los blogs son, actualmente, los que mejor pueden llevar a cabo las funciones que Auden atribuía a la crítica, los que mejor pueden difundir obras de calidad que, de lo contrario, desaparecerían en pocos días como si nunca hubieran existido. Por supuesto, esta labor implica que uno debe enfrentarse a ella con un mínimo rigor y responsabilidad.

Fernando Iwasaki opinó sobre los blogs lo siguiente: No me agradan los blogs porque muchas veces cobijan opiniones anónimas e insultantes que sus autores jamás suscribirían con sus nombres verdaderos, pero reconozco que también he leído en los blogs razonamientos inteligentes y originales, aunque no comparta el ideario de sus autores. Creo que también es importante este concepto del ideario de los autores. En el caso del blog literario, cuando uno lo lee, no es difícil que se haga una idea de cuáles son las preferencias de su autor, qué autores le fascinan, qué géneros, qué ideas estéticas… mucha información adicional que ayuda a valorar las opiniones y juicios de valor que allí se exponen.

Para ir acabando, me gustaría citar las palabras de Ignacio Echevarría, en la entrevista que le hizo Blanca Vázquez: Toda la ambición de un crítico debe estar puesta en descubrir lo nuevo, y apoyarlo. Otra cosa es que, entre sus funciones sociales, se cuente la de ahorrar al lector algunos caminos inútiles, indicarle atajos. Algo a tener en cuenta, pese a que Echevarría sea también uno de esos autores que desconfía de los blogs, como deja claro en la misma entrevista: desconfío de la supuesta libertad con que operan los blogs. No es lo mismo una escritura libre que desinhibida. Y la de los blogs es una escritura desinhibida. Por otro lado, creo en la función social de la crítica, en su contribución a la construcción de la comunidad, en su poder de incidencia y de representación. Pero las comunidades de los blogs no son evaluables ni representativas. A menudo son jaulas de grillos, por mal que me esté decirlo en esta circunstancia. De momento, la crítica que en ellos se hace es bastante inofensiva. En los mejores casos, puramente testimonial. Y no me parece que la cosa tenga visos de cambiar a corto o medio plazo.
Bueno, pues ya veremos cómo evoluciona esto.

19 comentarios:

Francisco Ortiz dijo...

¿Y hablar con pasión de las cosas, de lo que leemos o pensamos, y lanzar ideas al mundo y no hacer crítica sino comentarios, sin más trasfondo que usar un poco nuestra libertad y comunicarnos? Un abrazo, Miguel, siempre oportuno y siempre con temas muy sugerentes.

Bethania dijo...

Bueno,yo soy nueva en esto de los blogs,pero me parece que es una muy buena forma de expresión, siempre y cuando se respete la opinión del otro; no hay que ponernos rudos con los blogs no?
saludos Miguel...
gracias

Pepe Cervera dijo...

Miguel, por mi parte he encontrado opiniones más jugosas en algún que otro blog que en el Babelia, por poner un ejemplo. Muchas de las recomendaciones que he atendido a través de los blogs han resultado satisfactorias, y eso me basta. Y eso es mucho.
Un abrazo.

P.D. ¿Coincidiremos en el Palau el día 10?

anilibis dijo...

A mí me parece un hito que exista este medio de abrir una ventana al mundo desde el rincón de cada uno. Está cambiando la forma en que se transmite la información, el cambio es radical e irreversible y cada vez más extendido hacia fuera. Como una onda expansiva. Y como con la vida misma, hay que utilizar el mismo sentido de la crítica y el criterio para escuchar una u otras voces con objetividad.

Yo, personalmente, me paso mucho por tu blog para descubrir "qué leer". La labor ya la estás haciendo al menos para los que te leemos. Y gracias.

Palimp dijo...

Dejando de lado que soy parte interesada, reconozco estar de acuerdo en lo de 'crítica inofensiva'. La pena es que la crítica seria realizada desde los suplementos culturales es igual de inofensiva; ni promueve ventas ni descubre autores.

A las pruebas -en este caso ventas de Bolaño- me remito:Estrella distante, pese a sus buenas críticas, sólo vendió 951 ejemplares el primer año. Llamadas telefónicas, aún más elogiada -crónica en el País de Vila-Matas incluída- y Premio Municipal de Literatura 1988 de Chile vendió 2651 ejemplares.

Anab dijo...

¡Uy!, parece que se detecta "mieditis" profunda en algunos críticos profesionales. Mala suerte, para ellos claro. Yo creo que internet, nos está abriendo una gama de posibilidades que antes ni tan siquiera soñábamos, que podemos descubrir en el día a día. A mi personalmente, nunca me ha gustado que alguien me diga qué debo leer o ver, por eso nunca atiendo a los críticos, ni en cine, ni en literatura, creo que muchos se encuentran demasiado apegados a la industria, y poco al usuario. Sin embargo, lo que se hace desde muchos blogs, me parece refrescante. Son los propios lectores quienes te descubren un nuevo tesoro que llevarte a casa, listo para devorar.
Creo que todo lo que es nuevo, produce una cierta reacción en contra de los sectores más asentados, en este caso del mundo literario, porque se les escapa de las manos, sin control de ningún tipo.
Puestos a ser dura, prefiero serlo con ellos antes que con nosotros.
Saludos.

María Jesús Lamora dijo...

He escrito y he borrado.
Tal cual.
Abrazos de ni se sabe dónde.
Si es cierto que tus escritos son interesantes. Pero yo aprendo de todos.

Recaredo Veredas dijo...

El blog es, simplemente, un formato. Unificar a todo un sector de la crítica literaria simplemente por el medio utilizado resulta -con todos mis respetos- un tanto pueril. Hay blogs de crítica malos, buenos y regulares, serios y ridículos, documentados y banales. Lo que resulta evidente, y gratificante, es el incremento de la libertad y de la vinculación entre los cuatro gatos que estamos interesados en la literatura. Gracias por el debate.

Elena dijo...

Has planteado un tema muy interesante, y que nos afecta a casi todos los que nos adentramos por estos lares bloggeros. He leído a muchos escritores denostar los blogs con demasiada rapidez. Personalmente, he encontrado recomendaciones estupendas en blogs como el tuyo, de las que me fío más que las críticas del Babelia o de otras publicaciones. Y la creatividad que desprenden muchos de los miles de blogs que existen es asombrosa. Cierto que el anonimato protege también a los que se dedican a insultar o a gritar en la red, pero la blogosfera nos ha dado una oportunidad para intercambiar opiniones que, al menos a mí, me están enriqueciendo mucho más como persona. Los críticos de los blogs deberían pasarse por algunos de estos espacios antes de opinar. Más de uno se quedaría con la boca abierta.

Un abrazo

Clarice Baricco dijo...

Al blog le debo conocerte y con esto es suficiente para mì.
Por tu blog he aprendido y sigo creciendo.
Por lo tanto, agradecida.
Què el mundo gire. Siempre llevaremos en el bolsillo lo que vale la pena.
Estar en tu casa con cafecito de mi tierra es sumamente agradable.
Se la pierden "los crìticos"...porque efectivamente, aquì se encuentra mucho de lo que a veces ciertos medios no nos dan.

Mi cariño...

JOSE ROMERO dijo...

No exagero si digo que los mismos comentarios se pueden hacer de la crítica "seria" o "profesional" en revistas o suplementos culturales. Y en ellos existen además, los grupos que no quieren perder su lugar. Hoy en día hay que leer a unos y otros, y cada quien saca sus propias conclusiones.

Blanca Vázquez dijo...

Me ha encantado esta discusión, no porque sea nombrada, (bueno un poquito), sino porque tenemos que empezar a hablar de esto. Por ejemplo, claro que Internet supone mucho griterío, pero los lectores no somos tontos, y la cuestión es saber elegir, ya somos mayorcitos para ver quienes son buenos, quienes comunican y quienes son chatarrería. Echevarría fue para mi un referente cuando estaba en Babelia, porque fue el único crítico que vi libre de opinar. De hecho ya sabéis que fue fulminantemente despedido por la crítica a Atxaga. Y leído su libro sobre la recopilación de críticas, puedo decir que es un maestro. Aunque tenga un genio de mil demonios. ¿Cual es la razón que nos mueve a hablar del libro que hemos atrapado y que nos atrapa? ni idea, quizá el amor a la literatura, y con ello a contar lo que nos entusiasma. No consiste en machacar a nadie, porque pocas veces nos equivocamos, alguna, pero son pocas, y cuando lo hacemos incluso somos indulgentes. Y sobre todo no nos vendemos, nadie nos paga, es pura amor al arte, con lo que tiene de verdadero.

ANUDANTE dijo...

este blog me hace crecer en muchos aspectos líricos....y publicar es grandioso...respetando los créditos de los demás

conde-duque dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Anab y Recaredo Veredas.
Salvo que los blogs permiten mayor libertad de expresión en el "reseñista" (no sujeto a losintereses mediático-editoriales, etc.) y mayor comunicación entre las personas, el formato no importa tanto: hay de todo en cualquier lado. A los del griterío o el insulto, con no leerlos ya está; es fácil.
Y sí, parece que hay cierto "mieditis" en los críticos profesionales, además de cierta pose elitista sin ningún fundamento, ya que es más fácil encontrar gente culta y leída en los blogs que en los suplementos o revistas culturales. La razón de esto es simple: hay más gente, más oferta para elegir, y lo que importa es nuestro criterio de selección.
De Echevarría, un tío inteligente e independiente, he leído críticas muy interesantes, pero me parece que se le ha ido la olla con ese "Credo" -tan pomposo y ridículo- que nos suelta sobre su "profesión": "Creo en la función social de la crítica, en su contribución a la construcción de la comunidad, en su poder de incidencia y de representación". Jajaja... Pero ¿de verdad se lo cree? Si casi nadie los lee.
Sólo le ha faltado decir: "Amén".

Rosa Silverio dijo...

Miguel, tanto la entrada sobre la crítica como esta sobre la crítica en los blogs me han gustado mucho.

Desde hace tiempo yo quiero escribir algo sobre eso, y me he animado más a raíz de una entrada en la que Francisco Ortiz habló sobre la crítica, y también por estas entradas tuyas tan interesantes.

Quiero pedirte permiso para en el momento en que me anime a escribir algo, poder tomar algunas cosas de acá e incluso de algunos comentarios de tus lectores que me han parecido muy interesantes.

Por otro lado, yo creo que así como en los medios impresos hay de todo, en la blogósfera hay de todo. Hay gente que hace muy buenos comentarios y hay gente que no. No me gustan las generalizaciones y si bien es cierto eso del griterio, no menos cierto es que en los blogs se puede leer textos muy interesantes, auténticos, que no están comprometidos más que con la conciencia de su autor.

Un gran saludo y espero que estés bien.

Júlia dijo...

Muchas críticas a las críticas e informaciones que se pueden encontrar en el blog vienen de sectores profesionales que temen perder su parcelita y que 'desprecian cuanto ignoran'. Algunos de esos críticos han intentado acceder al medio, con resultados diversos.

En los blogs, como en la prensa o la tele, hay de todo, y una, como con toda oferta cultural, va creando su propio universo, el que le merece credibilitat o el que sintoniza más con su temperamento y gustos.

La libertad es muy importante, y la posibilidad de réplica inmediata, y la comunicación i intercambio, que otros medios no permiten, aunque los periódicos digitales cada vez posibilitan más introducir comentarios. Comentarios que, por cierto, al contrario de lo que sucede en muchos blogs, no suelen ser valorados ni contestados por sus autores.

He descubierto muchos libros gracias a los blogs que habían sido silenciados o ninguneados por las críticas 'profesionales', a menudo -no todas- ligadas a grupos periodísticos e intereses diversos. Es distinto escribir para comer que escribir por placer, las dos cosas también son compatibles, pero no cabe duda que es fácil caer en cierta dependencia.

Actualmente, por fortuna, el nivel cultural permite que mucho ciudadano de a pie pueda expresarse con fluidez e inteligencia -más o menos-.

Luis Quiñones Cervantes dijo...

NO he podido mantenerme en el respeutoso silencio con que suelo leer. Porque, también como bloggero, siento que hay en internet una potente arma: la libertad de expresión, al margen de las convenciones sociales y económicas que los medios y las empresas editoriales imponen a los escritores a menudo.

Incompetentes y necios los ha habido siempre, aunque no haya existido internet con ellos: papas que han quemado a sabios, sabios que se han confundido, ejércitos que han cambiado los mapas europeos mientras sus burócratas mandaban quemar libros y un largo etc de históricos desmanes en los que la blogsfera no intervenía.

Por lo demás, también son muchos los "incultos" que han "escrito" de las suyas para satisfacción de una mayoría más ignorante todavía: se me ocurren nombres de políticos, periodistas de cierto renombre y novelistas consagrados, de este, del pasado y del anterior siglo.

La blogsfera, tus palabras y las de tantos otros que a diario leemos y escribimos para internet, es casi sin duda lo más revolucionario después del invento de este medio de comunicación. Hasta que se den cuenta otros de que, poco a poco, estamos rompiendo con las reglas del mercado y de la moral que nos atosiga a escritores y lectores, abriendo nuevos caminos y construyendo por el puro amor de construir.

Un fuerte abrazo, amigo. Salud.

Miguel Sanfeliu dijo...

Francisco, la pasión es indispensable. No tiene sentido hablar de algo que no nos despierte pasión, porque aquí no escribimos por encargo de nadie. Y me parece certero hablar de comentarios y no de críticas, pero creo que cada vez es más difícil distinguir unos de otras.

Bethania, no hay que ponerse rudos, como dices, porque el blog sobrevive por sí mismo, nadie le da publicidad, tan sólo la gente a la que le interesa lo que uno hace, y ése es su valor más importante.

Pepe, lo cierto es que yo encontré en los blogs una forma de hablar de libros que me parecía muy positiva y enriquecedora. Gracias a los blogs me he acercado a obras y autores que, seguro, me habrían pasado desapercibidos.

Anilibis, Gracias a ti por tu amabilidad. Estoy de acuerdo en que está cambiando el modo en que se transmite la información. Me parece más fiable lo que alguien cuenta, de forma personal, desde el interior de un conflicto bélico, por poner un ejemplo, que todo lo que nos cuenten los medios de comunicación sobre dicho conflicto.

Palimp, gracias por los datos que aportas. En cierto modo, le darían un poco la razón a García Posada. No obstante, sí debe tener su influencia, quizá no para romper ventas, pero sí creo que puede desanimar la lectura de algún titulo.

Anab, lo que dices es la base de la credibilidad de los blogs, pero hay que admitir que también en este medio pueden encontrarse opiniones que persigan determinados intereses, ajustes de cuentas, etc. Aún así, es cierto que es un medio que aún evolucionará más, estoy seguro, es un fenómeno en alza.

María Jesús Lamora, un saludo.

Recaredo, gracias a ti por tu comentario, con el que estoy de acuerdo al cien por cien. Siempre he procurado huir de las generalizaciones.

Elena, muchas gracias. Es verdad que a veces se oyen comentarios despectivos hacia los blogs sin que estén suficientemente justificados. A fin de cuentas, los blogs, por definición, son espacios personales y, en ese sentido, no creo que se engañe a nadie.

Clarice, esa función que tiene el blog de interrelación, de debate, de intercambio de conocimientos, son aspectos que le confieren gran parte de su atractivo. En torno a un blog se va formando un grupo de personas que comparten intereses y experiencias, casi como si estuviésemos en una tertulia.

José, yo también creo que hay que leer a unos y a otros. No tiene sentido negar el valor de ninguno de los dos. La crítica oficial es una crítica necesaria si se quiere estar informado sobre lo que se mueve en el mercado editorial.

Blanca, tu entrevista a Echevarría es muy interesante y me dio mucho que pensar. Me pregunto si alguien le habrá dicho algo a Sánchez-Ostiz por su demoledora crítica sobre "Las benévolas" en el ABC. Desde luego, nadie lo ha despedido, de lo cual me alegro porque me parece un crítico riguroso cuya opinión siempre me interesa.

Anudante, bienvenido.

Conde-Duque, ya lo creo que hay de todo en cualquier lado, como dices. No sé si se trata de miedo, más bien yo diría que el desprecio hacia los blogs viene de cierto elitismo, de la reivindicación de una profesionalidad que, en los blogs, ni siquiera se les supone, precisamente por su carácter abierto y accesible a cualquiera. Respecto a Echevarría, no creo que se le vaya la olla hombre, simplemente es alguien que se toma muy en serio lo que hace y que defiende sus opiniones de un modo muy visceral, eso sí.

Rosa, tienes mi permiso para utilizar todo lo que te pueda interesar de mis escritos sobre la crítica. Respecto a los blogs, tampoco me gustan las generalizaciones, aquí habrá de todo, como en todas partes. Y hay algo más que da ventaja a los blogs sobre otros medios, y es la capacidad de combinar diferentes formatos, video, imágenes, música… y diferentes temas y géneros.

Júlia, muy importante lo que comentas de la capacidad de réplica, el intercambio de comentarios, que crean un debate que enriquece el contenido de cualquier texto. El desprecio a lo que se ignora también es una buena explicación de ciertas reacciones un tanto desproporcionadas. Y hay que decir que el blog, pese a su fácil acceso, o precisamente por eso, es un medio que da un poco de vértigo. A mí me ha pasado. Es como si saltases al vacío sin saber si habrá red abajo o no.

Luís Quiñones, me gustó especialmente el final de tu comentario, eso de estar rompiendo moldes y abriendo nuevos caminos. No está mal como principio.
La necedad es universal, es cierto, la ventaja en internet es que uno puede ejercerla sin exponerse, lo cual, en muchos casos, la acrecienta. Pese a todo, creo que esto es sólo el principio y que aún tenemos que crecer mucho más.


Un abrazo y gracias por los comentarios.

Rocio dijo...

Hola.
Esto de los blogs es una maravilla. Debo admitir que a partir de muchos de ellos he descubierto palabras que me han sacudido el cuerpo, libros interesantísimos, películas maravillosas, datos curiosos, memorias divertidas, y alguno que otro bostezo también.
Así como existen blogs de una infinita calidad, los hay malones que lo único que incitan es al rechazo; pero de todo hay en el ciberespacio y también para todos.
Leer es infinito.
Gracias.