miércoles, diciembre 05, 2007

Portadas





Me sirve esta entrada para practicar algo nuevo: el "Slide Show". Una forma de presentar fotografías. Lo he utilizado para exponer cuatro portadas de libros en las que el autor figura como reclamo principal.

Ray Loriga, con un "look" agresivo muy particular. Amélie Nothomb, viajando en bicicleta. Efraím Medina, desnudo (lo que nos faltaba). Y Martín Piñol, que, sinceramente, no creo que el hecho de que el libro sea humorístico justifique semejante portada.

El autor como reclamo de su obra se coloca en un plano superior. El libro es menos importante que quien lo escribe. El escritor utiliza su imagen para dar una idea de lo que el lector va a encontrar en sus obras: visión desde el margen, malditismo, excentricidad, humor, etc.

Esto, que en la música es algo corriente, en literatura no lo es tanto. Siempre queremos saber algo sobre el autor. Y hay autores que nos fascinan y estamos dispuestos a leer todos sus trabajos. Pero todavía no me acostumbro a verlos posar en las portadas de sus libros.

5 comentarios:

José Romero Salgado dijo...

Es extraño en verdad que el autor aparezca en la portada como estrella de rock o algo parecido. Vanidad? Mercadotecnia? o simple provocación? Pues hay un par de portadas que no inspiran a comprar el libro. saludos

Alicia Liddell dijo...

La vanidad es una enfermedad incurable y que se agrava cuanto más se mima.
Muy interesante la entrada.

Miguel Sanfeliu dijo...

José, es marketing puro. El escritor como producto. Y estoy de acuerdo: varias de estas portadas no incitan la compra, no.

Alicia, es cierto, y al final uno termina dando conferencias en las que se escucha a sí mismo con creciente interés.

Saludos y gracias por los comentarios.

Clarice Baricco dijo...

jajaja...ya fui a checar todos mis libros.
Yo prefiero ver otras imágenes, habiendo tantas.
Me acordé de Vila-Matas cuando le pregunté de las portadas de sus libros.

Saludos.

Apostillas literarias dijo...

Las portadas de los libros son muy importantes. Se supone que los diseñadores encargados de realizarlas leen el texto y de acuerdo con él deciden qué portada le va mejor. Hay portadas que son una obra de arte.

A mi me han gustado estas portadas que nos compartes.