martes, agosto 29, 2006

Kafkaprocesado

Amigos, yo elegí el pseudónimo Kafkaprocesado un poco por casualidad, salió sin darme cuenta, sin duda porque Kafka es un autor al que admiro.
Quise saber si era capaz de crear un blog. Y una vez lo tuve, le fui dando forma. Ahora, lo más difícil ya está hecho y siento la necesidad de presentarme. No soy nadie conocido. Tengo un trabajo corriente que nada tiene que ver con la literatura, pero que resulta necesario para salir adelante. Tengo cuarenta y cuatro años, nací en 1962, un trece de marzo que cayó en martes (espero que no dejen por ello de leerme los supersticiosos). Estoy casado y tengo dos hijos: una chica de doce años y un chico de nueve. Compro libros de una manera compulsiva y los tengo amontonados en un cuarto que convertí en mi despacho. Siempre he querido ser escritor, desde que me recuerdo, como dijo en cierta ocasión Antonio Lobo Antunes. Me han publicado algún relato en revistas diversas, la mayoría de escasa difusión: Calamar, Solaris, Menhir, El vendedor de pararrayos, Opus Cero, Leer (no la actual, sino una anterior que estuvo conviviendo con el mismo nombre hasta que el tema se resolvió, creo recordar, en los tribunales), también en antologías o libros colectivos, como "Visiones 2002", "Las miradas de la noche" (libro sobre cine editado por la editorial Ocho y medio) y el último número de la revista "Batarro", un monográfico dedicado a Medardo Fraile, un escritor mítico a quien me honro de conocer en persona. Un relato mío resultó ser uno de los ganadores del Primer Premio de Relato Plaza & Janés 1999, y fue incluido en un pequeño librito editado por Debolsillo. Otro relato fue elegido como ganador de la semana en el programa de Juan José Millás, quien lo leyó por la radio: un momento que me puso la carne de gallina. Dicho relato fue incluido también en una selección que sobre los textos del programa realizó el suplemento "La mirada". En internet me han publicado algunos textos en la revista electrónica "Margen Cero" (incluyo enlaces). El último artículo apareció en la revista "Clarín", una publicación sobre nueva literatura que se edita en Oviedo, en el número de Marzo-Abril, y se titula "Cierta Distancia".
Mi nombre es Miguel Sanfeliu y, ahora, al decirlo, me siento como si me estuviera lanzando al vacío.
Lo cierto es que sigo escribiendo y soñando con llegar a ser escritor, a poder ganarme la vida escribiendo. Pero, por otra parte, soy poco constante a la hora de enviar los libros a las editoriales. Tengo tres libros y dos novelas registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual. Una de las novelas la envié a unas cuantas editoriales y me la rechazaron, lo mismo me ocurrió con dos de los libros de cuentos, lo cual es normal, en esos casos lo que hay que hacer es insistir, pero no suelo hacerlo.
Mi amigo Hilario me anima y me empuja. Y tengo la intención de hacerle caso. Quizá un día de estos.

27 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

¡¡¡Te has destapado!!!

Pero mis ojos sabían que eras escritor, que sueñas, que juegas, que armas, que vives de este alfabeto maravilloso.

...y en México y en...y en...tus letras serán leídas.

...y en estas ferias de libros mexicanas, podré ver tus libros.

Así que no dejes de intentarlo.
No desistas.

Mucho gusto Miguel

Te abrazo....

Alicia Liddell dijo...

¡Menudo estriptis! No sé si taparme los ojos haciendo caso del pudor o escudriñar entre los dedos.

sfer dijo...

Miguel... ¿ahora ya no podemos llamarte "Kafkapro"?

Me voy corriendo a coger la Clarín de la estantería y buscar el cuento que da título a este bonito rincón.

pies diminutos dijo...

Encantada de conocerte, Miguel.

Por tus palabras se filtra tu personalidad y sé que eres un hombre sincero, humilde y transparente. Me has caído de maravilla.

Muchísima suerte con tus proyectos literarios. Y no te canses de insistir, seguro que valdrá la pena.

Portorosa dijo...

Encantado, Miguel.

No desistas. Tal vez llegar a ser profesional de la literatura sea muy difícil, y desde luego no depende sólo de tu calidad como escritor, ¿pero no crees que el verdadero fin es publicar, que te lean? Para mí, ya has conseguido mucho (ya sabes lo del sabio que comía lo que el que lo precedía iba desechando).

No desistas. Insiste. Y escribe (para nosotros, para empezar).

Un abrazo.

sfer dijo...

Soberbio el texto de Clarín. De los pocos que te he leído, el que más me ha gustado.

Os lo recomiendo a todos.

Laura Diaz dijo...

Un gusto, Miguel. Has sido muy valiente en descubrirte (o destapado) como dice Clarice.

Sin duda, las vacaciones han sido tiempo de decisiones!

Ya te leemos. Y te seguiremos leyendo. Ni lo dudes.

Kafkapro y Miguel, para mí, son uno solo.

Un saludo!

José Antonio Galloso dijo...

Hermano Miguel: es un placer conocer al hombre, aunque ya te presentía tras el seudónimo. Con respecto a tu historia, lo único que puede decirte es que no dejes de escribir, y que lo otro, lo de las editoriales y el posible éxito, serán una consecuencia de la escritura constante. Mantente firme y no flaquees, ya has logrado muchas cosas y presiento que muchas otras llegarán.
Un abrazo grande

Rosa Silverio dijo...

Miguel, por fin sabemos tu nombre aunque la verdad es que siento que te conozco y que lo que nos has contado yo ya lo sabía. Kafkaprocesado eras tú, no era un mito, un personaje inventado por ti para hacerte el interesante. Eras tú mismo y quizás por eso me siento como si esto fuera sólo un protocolo.

Me alegra mucho saber que estás ahí, que escribes y sueñas. Y hazle caso a tu amigo. No dejes de enviar tus textos, de creer en tus cualidades. Yo creo que tú ya eres un escritor, lo has sido para nosotros, y sólo espero que en algún momento cercano publiques uno de tus libros y eso traiga de la mano la publicación de los demás textos que ya tienes listo.

Gracias por creer y confiar en nosotros. Gracias por presentarte.

No te preocupes, no caerás al vacío. Abajo te espera la firme y cálida tierra que está dispuesta a acoger tus pasos y a llevarte al lugar que quieras.

Abrazos fuertes,

Ro

Miguel Sanfeliu dijo...

Clarice, gracias por tus signos de exclamación. Sí, me he destapado, después de darle muchas vueltas.

Alicia, es cierto que siento cierto pudor, como si hubiera hecho un "estriptis", como tú dices.

Sfer, claro que sigo siendo kafkapro, ése extraño sobrenombre no me ha traído más que cosas buenas. Has sido muy rápida leyendo el artículo de "Clarín". Ventajas de trabajar en una biblioteca. Me alegra que te haya gustado. Estoy contento con ese artículo. Además, ha sido la primera vez que he cobrado en plan "profesional".

Pies diminutos, encantado de tenerte por aquí. Te agradezco mucho tus palabras y tus buenos deseos.

Portorosa, no podría haber soñado en una mejor audiencia. Lo digo en serio. Aunque alguno de mis textos no te gusten, por lo cual agradezco aún más tus comentarios y aprecio tu sinceridad.

Laura, tienes razón, las vacaciones han sido un periodo de toma de decisiones. Pensé que era algo que debía hacer. Este sitio se estaba convirtiendo en algo demasiado personal y sólo podía retirarme o dar un paso adelante. Ya sabes cuál ha sido mi decisión. Gracias por tu apoyo.

José Antonio, muchas gracias. La verdad es que contar con tus buenos deseos me llena de energía. No busco el éxito, ni mucho menos. Yo hablo de vivir escribiendo, tan sólo de subsistir haciendo lo que a uno le gusta, lo cual es un verdadero lujo, desde luego.

Rosa, gracias a ti. Sí, le haré caso a mi amigo y os iré contando cómo me van las cosas. Y no podría inventarme un personaje como kafkaprocesado, de hecho he estado asomando la nariz desde el principio.

Escribo y sueño y, muy probablemente, seguiré siempre así, soñando con alcanzar una meta, como todo el mundo. Sin embargo, contar con vuestro aliento ha sido un verdadero triunfo, sin duda.

Alvy Singer dijo...

1 placer mr. Sanfeliu.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Me siento como si se hubiera revelado un pequeño secreto del que era privilegiado depositario, pero ahora, te aseguro, será más divertido.
Suerte, e insistencia. No hay más.
Un abrazo.

mart dijo...

Hola Miguel.Poco puedo añadir,que no se haya dicho en el resto de comentarios,y de forma tan certera como sincera.Gracias por descubrirnos una parte de ti,parece ser que hemos nacido en este mundo con un propósito,dices que siempre has querido ser escritor...sin embargo, todos nosotros intuíamos que ya lo eras.
De momento,déjame sentarme un momento junto a ti,me sobrará tiempo para escucharte...me faltará para aprender.Un saludo amigo

malambruno dijo...

Un abrazo, Miguel.
Y que siempre puedas dedicarte a la literatura. Ya ves que tienes unos cuantos lectores incondicionales que te animamos con todas nuestras fuerzas.
Un abrazo, otra vez.

P.S. No sé por qué, tu texto me ha emocionado como un poema. (A lo mejor porque es un hermoso poema)

Apostillas literarias dijo...

Pues es un verdadero gusto conocerte a travès de ti mismo.

Francisco Ortiz dijo...

Hola, Miguel. No conocíamos el nombre pero sí a la persona, y estaba claro que se trataba de una buena persona. Ahora podemos llamar a esa persona por su nombre real. Por el nombre que aparecerá en algunos libros. Seguro. Estás en camino.

Pamela Albarracín dijo...

Bueno, bueno, bueno...
yo fui la primera :) jaja

Felicidades y leí el mail...ESTOY FELIZ!!!
MIGUEL, SE LEERÁN TUS LETRAS EN EL MUNDO PORQUE LO MERECEMOS!

Te respondo en estos días con los detalles.
Gracias nuevamente y no dejes NUNCA DE ESCRIBIR

Pamela

Roberto Fuznet dijo...

Luego de escribir, quizá lo único que pueda esperar un escritor, son un par de misericordiosos lectores. Para el caso, ya has conseguido varios que agradecemos la sinceridad de lo leído.

Saludos.

Antonia Romero dijo...

Te has convertido en un ser real, de carne y hueso. Cuidado con eso, los besos son más dulces, pero los arañazos duelen de verdad.

Un saludo, Miguel y espero que sigas insistiendo, me encantaría tener una de tus novelas muy pronto.

Por cierto, qué gracia lo de tus niños, yo tengo uno de 13 y otra de 10...

la flaca dijo...

Y olé Miguel por ser tan valiente!!

Te leo, unas veces con detenimiento, otras en diagonal, dependiendo del las sobras que me deja esta vida urgente en la que vivimos. Pero siempre son muy gratos paseos.

Todo mi ánimo para que sigas luchando por dedicarte a lo que deseas. Tu lo vales

Un saludo,

la flaca

Portorosa dijo...

Me llevas ocho años y pico; tu hija a la mía ocho y pico, y tu hijo al mío, ocho y pico.

Qué paralelismo, Kp. Un abrazo.

Mónica dijo...

Ciao,

¿Y lo agustito que te has quedado después de 'la confesión policial'?Me alegro de saber algo más de ti. Creo que tus novelas están en el cajón 354 del Registro.
Esperemos que algún día un ser inteligente abra el susodicho cajón y las saque muy pronto a la luz. Y ya puestos que mire en el de abajo que están las mías...
Besos,

Mónica

Zuriñe Vázquez dijo...

Escribes muy bien, y si te leyó Juanjo Millás, puedes estar seguro. Yo solía escuchar ese estupendo e innovador programa. Los grandes fueron rechazados mil y una vez, por lo tanto si que, como dice tu amigo, deberías insistir y a todas las editoriales, hay muchas nuevas que quieren mojarse con escritores noveles. Te deseo mucha suerte, aunque hay que trabajarsela, en todo caso te seguiremos leyendo aquí.

Alexandrós dijo...

Miguel ya eres escritor y los dos nacimos en martes.
Yo no estoy seguro de que quisiera ser escritor profesional por la esclavitud que conlleva en el aspecto mercantil editorial. Prefiero la libertad del amateur, del que escribe por necesidad y con ello se satisface. Otra cosa sería escribir y poder vivir de la escritura sin obligaciones; pero eso es un sueño del mismo orden que la lotería.
De todas formas, si tu deseo va parejo a tu calidad literaria (y adivino que personal)ya eres escritor sin ninguna duda. Y de los buenos, aunque las editoriales, como siempre, no se enteren.
Un abrazo

Miguel Sanfeliu dijo...

Alvy, el placer es mío.

Miguel Ángel, ojalá tengas razón y ahora sea más divertido. Por el momento todavía ando un poco inseguro. Gracias por tus ánimos.

Mart, gracias por tus palabras, me alegra que te sigas dejando caer por aquí.

Malambruno, tienes razón, este blog me ha proporcionado lectores que considero amigos y con quienes puedo conversar. Eso es mucho y lo aprecio.

Apostillas, y para mí un placer que te pases por aquí.

Francisco Ortiz, espero que no te equivoques. Ahora mismo no sé muy bien dónde estoy.

Urannia, también estoy feliz. Sólo espero poder estar a la altura de las circunstancias.

Roberto Funzet, bienvenido y muchas gracias por tus palabras. Tienes razón, conseguir que gente como vosotros se interese por lo que hago es, desde luego, mucho más de lo que podía esperar.

Antonia Romero, sí, supongo que hay que tener cuidado, pero bueno... Ah, y sí que es coincidencia lo de tus hijos y los míos.

Flaca, gracias por tus palabras y por tus visitas.

Portorosa, ¿coincidencia austerianas? Aunque ya sé que el autor no consiguió atraparte.

Mónica, dudo que tenga siquiera un cajón en el registro, debe ser más bien un rincón oscuro, menos mal que aquí hay luz de sobra y mucha buena gente. Y la que no debe dejar de escribir eres tú.

Zuriñe, muchas gracias por tus ánimos y por el constante apoyo.

Alexandrós, todos los trabajos conllevan esclavitud. Te agradezco los elogios, sin duda inmerecidos.

Un abrazo a todos.

Tana dijo...

Y el vacío al que te lanzaste estaba lleno de manos amables esperando sostenerte, aplaudirte, y hasta revolverte el pelo con guiño cómplice. Un placer, Miguel, un auténtico placer -lo confieso, he estado atenta al "estriptis", nada de tapar mis ojos con las manos :) para no perderme ni un detalle-. Por lo pronto, aqui publicas, y te leemos, vaya que si te leemos!! Un fuerte abrazo de sábado.

Miguel Sanfeliu dijo...

Gracias Tana, lo sé. Jamás podía haber imaginado que al empezar esta aventura encontraría tanta amabilidad.
Por cierto, como comentas entradas anteriores a la fecha, me paso un rato buscándote. Es un buen ejercicio. :)
Un saludo.